La Iglesia

La Iglesia:

La Santa Iglesia Católica y apostólica, somos todos nosotros los bautizados, somos el ‘pueblo de Dios’ el ‘redil del Señor Nuestro Pastor’, aquellos creyentes del anuncio apostólico, de aquello que los apóstoles vieron, tocaron, escucharon y predicaron.

Nuestro Señor le dice a Pedro: «Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.» (Mt 16,18)

Así la Iglesia de Cristo comienza con su ministerio, con todos sus discípulos, con el circulo mas intimo que eran los apóstoles. La misión de la Iglesia es clara, anunciar a todos los pueblos que Dios ha venido, se ha revelado y nos ha salvado… la pertenencia a esta Iglesia comienza con el bautismo: (que sustituye la circuncisión como símbolo de la pertenencia a Dios, solo que ahora ese símbolo es eficaz, es decir es un sacramento)

«Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28,19)

La Iglesia obedece el mandato de Cristo, que quizo quedarse con nosotros hasta el fin del mundo (Mt 28,20), en la eucaristia:

«…Tomó luego pan, y, dadas las gracias, lo partió y se lo dio diciendo: Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío(Lc 22, 19)

Pesca Milagrosa - RaphaelCristo enseña desde la barca de Pedro (La Iglesia):

«…cuando vio dos barcas que estaban a la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas, y lavaban las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón -Pedro-, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre.» (Lc 5, 2-3)

Cristo reza por Pedro para que su fe no claudique y para que confirme a sus hermanos:

«¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo; pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos.» (Lc 22. 31-32)

Asi pues, todos nosotros los bautizados y creyentes formamos parte de la Iglesia de Cristo, todos nosotros tenemos diferentes labores, misiones o ministerios, unos somos laicos-catequistas, otros somos parte de la asamblea laical, otros son laicos-religiosos, otros son misioneros, otros sacerdotes, otros obispos, la cabeza visible es el Papa, existen carismas diferentes como los de sanación, predicación, etc. (1Cor12)

Esta es nuestra Iglesia, la Iglesia Apostolica, es decir la que los apostoles construyeron por mandato de Cristo, a base de predicación, oración y eucaristia. Desde esos tiempos, los apóstoles designaban a unos cuantos varones conocidos por su santidad, vida e instrucción, para seguir su labor de predicación, imponiéndoles las manos, y encargándoles lo que a ellos les había encargado Cristo, estos catequistas visibles que fueron conformando los escalones de los diferentes ministerios religiosos, es lo que hoy se conforma por obispos, diáconos, sacerdotes, etc, cuya enorme misión y responsabilidad es resguardar el mensaje, la revelación y el testimonio de Cristo.

Nuestra Iglesia Católica es enorme en historia y tradición, esta llena de persecuciones, martires, santos, luchas contra herejes, contra corrientes filosoficas, tuvo genios, pecadores, santos, excelentes oradores y predicadores, misioneros que tocaron los confines de los continentes, etc.

La Iglesia es Santa por que pertenece a Dios, y a la vez es pecadora por que tu y yo somos parte de ella, y somos capaces de pecar… no entramos a la Iglesia cuando nos confesamos y nos salimos cuando pecamos, estamos dentro de ella santificándola o manchándola. Asi existen numerosos creyentes que rompen sus promesas matrimoniales y se divorcian, otros están en constante adulterio, existen sacerdotes que cometen actos criminales, obispos que se dejaron corromper ya se económicamente o ideológicamente, misioneros que claudican de su ministerio, religiosos que abandonan y apostatan contra su Iglesia renegando de Cristo. Esto es nuestro, es de la Iglesia, Santa y Pecadora, pero la promesa del Señor sigue en pie ‘y las puertas del Hades no prevalecerán sobre ella’. Por que Cristo es quien mantiene de pie a la Iglesia, primordialmente en lo que se respecta a la FE y la doctrina, es decir aquello que habla acerca de Jesucristo, su misión y revelación, el kerigma de la muerte y resurrección de Cristo, eso que se predica desde los apostoles y esta resguardado en las Escrituras y en la tradición, es infalible, por que Dios lo promete, Dios no puede permitir que se enseñe el error, El que ama la verdad, el Espíritu Santo vela por su Iglesia.

No te pierdas la oportunidad de conocer a la Iglesia que perteneces, y si no eres Católico, no pierdas la oportunidad de conocer algo tan fascinante como esta, te prometo que una vez que la conozcas, la terminaras odiando o amando, pero no podrás pararte indiferente ante ella.

Carlos José Bartolomé Santos

 

›Escritos de la Iglesia en sus primeros años

– CARTA A DIOGNETO

– DIDACHÉ (Doctrina de los Doce Apostoles)

– DE LOS NOMBRES DIVINOS (S.IV) – Pseudo Dionisio Areopagita

– CARTA DE SAN IGNACIO A LOS EFESIOS, EPISTOLA DE SAN CLEMENTE A LOS CORINTIOS (S.I)

 

›Historia de la Iglesia

– ORÍGENES, HISTORIA DEL CRISTIANISMO Y LA IGLESIA

– LOS PADRES DE LA IGLESIA

 

›Doctrina

– LO BÁSICO

 

›Otros temas

Vídeo de conversión de un evangélico pentecostal (protestante) al Catolicismo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: