Llego un dia

Llego un día, cuando decidí que Dios no me debía nada,
un día cuando dejo de importarme su omnipotencia,
esa que uso de pretexto para no enfrentar mi vida.

El día que alejado de Dios, haciendo mi voluntad y no la suya,
comprendí que mucho de lo que soy, era y quiero ser,
no puede ser sin la gente que amo, y Dios es uno de ellos,
al que le debo todo lo que tengo.

Ese día en que me di cuenta que extraño a Dios,
no por lo que me da, ni por las seguridades en las que
la Iglesia me quiere cobijar, si no por que extraño su compañía,
sus palabras.

Ese día, dejo de interesarme la moral y comencé a querer escuchar mas a Cristo,
ese día, deje de pedirle a Dios que me arreglara la vida, y solo quiero que camine conmigo, ese día, dejo de importarme sus cualidades ontológicas, y comencé a querer saber Quien es El y quien soy yo… como charlando en un bar a las 3.00am de cosas sin importancia y con importancia,

Como con el Amigo con quien lloras el amor y ríes el amor,
con el que lloras el sufrimiento y ríes en el sufrimiento,
como con quien es Dios… eterno misterio, pero como con quien esta allí, mas cerca de mi que yo mismo, como quien la vida seria un montón mas monótona y sin sentido, si no esta El, allí, junto conmigo, caminando, cavilando, platicando, intercambiando, contando historias uno del otro, charlando la vida juntos


CJBS

Anuncios

La Debilidad y grandeza humanas

La vida no se da en automático, Dios creo libertades, nos ama en libertad, Dios no vino a controlar la historia, se encarno en ella, se hizo parte de ella.. nos acompaña, nos dirige, pero no vino a vivir por nosotros. Dios no tiene un plan trazado para nuestra vida, su infinita creatividad y su inconmensurable amor por nosotros se lo impide… su plan, somos nosotros, ante la vida, y ante Cristo, ante lo que hagamos mientras estamos en la escucha de Jesucristo, ante el amor que pongamos en lo que hacemos. No venimos a llenar unos zapatos pre-hechos, ni a llenar un traje a nuestra medida, ni Dios viene a usar el látigo para hacernos llegar a lo que El quiere que hagamos.. Dios no usa la lógica del dictador humano, usa la lógica del amor, nos seduce, nos acompaña, nos enamora, nos busca, esta en constante dialogo con nosotros, aun que nosotros nos hagamos los sordos, y un fallo en el camino, un desvío del mismo no es una tragedia humana, por que nuestra vida no conoce puerto alguno, nuestro puerto es el mismo camino junto a Dios… lo que podamos hacer.. Dios no nos pide heroísmos, no nos pide salvar al mundo, nos pide que hagamos lo que podamos hacer. En la parábola de los talentos Dios no alaba la cantidad de talentos devueltos por sus súbditos, si no su “hacer algo” y reprende al otro por tener miedo “y no hacer nada”.

Dios no nos creo para ser sus súbditos, para ser sus soldados, no nos creo para tener juguetes que manipular, nos creo en la libertad del amor… y nos llama a esa libertad. La vida no es automatismo ni determinismo, es ante todo un trabajo de nosotros, Dios ha vencido al mundo no por que El sea Dios, la historia no le pertenece por ser El Señor, le pertenece por que vivió y aposto su vida al amor (que es El mismo), por que escogió, (no podía ser de otra manera) la única manera de vencer, (la única de vivir) y nos dejo allí su “historia”, su relato romántico que se pierde en la memoria boca a boca hace mas de 2000 años… y nos acompaña.., nos dirige, pero no nos quita la responsabilidad de vivir, ni nos pide que seamos otra cosa que no sea ser humanisimamente lo que somos.. y no nos pide otra cosa que dentro de nuestra historia personal, haya espacio para El, haya espacio para que se siente a nuestra mesa, y me dirija una palabra especialmente para mi, y nos percatemos que hay una manera de vivir, una manera de “ver” y de caminar que nos hacen mas humanos, que nos hacen plenos, nos pide que entendamos el amor… y que nos gastemos la vida en ello.. que hagamos algo en nuestra historia y que El esta con nosotros hasta el final de los tiempos..

Carlos José Bartolomé Santos

Frase…

Toda la vida pense que la biblia era el libro donde iba a encontrar todo lo que debia perdonar, todo lo que debía portarme bien, todo lo que debia realizar y Dios queria que realizara, como un manual de instrucción del Cristiano. Pero luego me encontré con que mas bien la biblia es donde Dios narra su eterna y paciente búsqueda por nosotros, no trata tanto del hombre como de Dios, como de toda la historia de su amor por nosotros. No es que Dios nos de instrucciones de como ser, si no que nos presiona de manera divina ante su propio ser humano, que es mas humano que nuestra humanidad, y mas divino que lo que pensábamos de lo divino.