La Oración — CUARESMA

csHoy nos dice el Papa que la oración es cuestión de vida o muerte.. pero ¿por que? ¿que es la oración?
 
Confieso que en mis primeros estudios del Cristianismo y conforme leia mas acerca del mismo, la cuestión de la oración me costaba entenderla. Pero esto era por que tendia a hacer de Dios un ‘idolo’ inmanente que simplemente siempre esta alli.
 
La oración no es cuestión de Padres Nuestros y aves Marias, de hecho eso es rezar, no orar. Si alguien me preguntara ¿cual es la importancia de hablar con mi esposa, novia, padre, madre, hermano, amigo? probablemente levantaría el entrecejo pensando «¿Es en serio lo que me preguntas?» Y sin embargo cuando se trata de la oración, no creemos que sea tan obvia la necesidad.
 
En una generación despersonalizada y enajenada, se ha perdido lo básico de humanidad y sentido común que nuestros padres y abuelos tenian. La necesidad de hablar con Dios esta inscrita en el mismo tipo de necesidad de hablar con quien tenemos una relación, amorosa o filial, de pareja, de padres, de amigos, de hermanos.
 
La necesidad de expresarnos, sea con gestos, con palabras, con lagrimas, con enojos, con las personas que amamos y nos aman es tal que no podríamos vivir sin estas. Las relaciones su fundan y se basan en la comunicación y el recuerdo… ¿pero que recordamos si no aquello que dijimos y nos dijeron?
 
Hablar con Dios es orar.. orar es hablar con Dios, como se habla con el papá, o el amigo, o el cónyuge. Mucha gente espera en la noche para decir un par de Padres Nuestros y un Ave Maria… ¿cuantas relaciones pueden ser sostenidas por un monologo repetitivo sin mayor atención?
 
Hablar con Dios es hablar de todo y en todo tiempo, del clima, de mis preocupaciones, de mis alegrías, de mis gustos, de mis obstáculos, de mis sueños, orar es compartir, penas y gozos. Jamás se me va a olvidar cuando escuche a la Madre Angélica (EWTN) decir que cada vez que se compraba un par de zapatos nuevos se los mostraba al Señor. ¿Pero que Dios no todo lo ve? Claro… ¿Que tu esposa no sabe que la amas? Si, pero requiere que se lo repitas todos los días… esos detalles con Dios son iguales, el hecho de que sea omnipresente, omnipotente y tantos otros atributos no es en menoscabo de su SER PERSONA, eso lo demostro desde su revelación a Israel hasta su encarnación.
 
Pero Hablar no es solo un monologo, es también ESCUCHAR, no se trata de solo llenar a Dios de nosotros, si no llenarnos nosotros de Dios, ya que El esta pronto a querer ser escuchado también… tan es asi que al Verbo se le llama también Palabra, y la Biblia es el constante dialogo entre Dios y el hombre, entre el hombre y Dios. Dios tiene mucho que decirnos, acerca de la vida, de quien es El, de quienes somos nosotros, de lo que es el sentido de la vida, y hasta de cosas mundanas, por que no hay nada en la vida del hombre que sea mundano cuando es compartido con Dios y aceptado por El. Muchas personas tienen mas conocimiento y sabiduria de escuchar a Dios, que de leer todos los libros de teologia del mundo… solo observen a los Santos.
 
Que mayor gozo que poder hablar con el Señor, el Creador de todo lo existene, con nuestro Padre, ¿que Persona puede ser mas infinitamente cautivadora que el enorme, monumental ‘pedazo’ -disculpen el vocabulario poco sacro pero no puedo dejar de emocionarme- de Dios que tenemos…… un Dios tan magnificiente, tan grande, mas grande que lo mas grande, que tuvo el coraje, el humor, el amor, y no se que tantos mas adjetivos se le puedan adjudicar, para realizar la revelación, la encarnación y la cruficixion… un Dios asi, no puede ser, si no el misterio mas grande del que urge conocer… y Dios habla, pero mientras mas habla, con mas sed nos deja… de esa que no se apaga hasta que no lo veamos cara a cara.
 
¿Y tiene algo de malo los Padres Nuestros y las Aves Marias? No, de hecho creo que deberian de existir ‘rezos’ para referirnos a relaciones ‘humanas tambien’ algo asi como un ‘Padre terrenal mio’ y un ‘Madrecita querida’ ¿Por que? Por que estos rezos nos ayudan a RECORDAR quien es de Quien hablamos y quienes somos nosotros, y nuestra relación mutua.
 
Cuando rezo un Padre Nuestro con atención, mi mente se va enfocando en Dios Padre, va recordando Quien es El, y quien soy yo para El… y entonces en ese recordar, estoy listo para orar mejor…. de la misma manera el Ave Maria y otras tantas oraciones y rezos que existen. ¿Por que digo que también deberia haber su contraparte en las relaciones terrenales? Lo digo por que uno de los mas grandes defectos del ser humanos es el de OLVIDAR las cosas… olvidamos a quien amamos, olvidamos por que amamos, olvidamos quienes somos, olvidamos con quien hablamos, y por eso nos enojamos, faltamos al respeto, adulteramos y luego lloramos… Si recordaramos todos los dias con quien estamos amaneciendo, quien fue y es nuestro padre, quien nos ama, a quien amamos, el por que vivimos, el por que luchamos… en fin, el SENTIDO de todo lo que somos y hacemos.. viviriamos de otra manera.
 
Asi el rezar una oración ya establecida no es una formula magica, si no que es aquella canción que nos recuerda nuestra boda, o que nos recuerda a nuestro padre, o madre, o aquel dia y aquel momento, … es lo que nos recuerda Quien es Dios y quienes somos nosotros.. y que hay entre nosotros, para partiendo de alli, nos abramos en confianza con Aquel Dios… no cualquiera… si no NUESTRO DIOS, y PADRE… no en la noche, si no a toda hora del dia, no para LLORARLE si no para dejar que Dios llore tambien, no para pedirle, si no para dejar que Dios nos pida también, no solo para contarle nuestras cosas, si no para que El nos cuente las suyas… ¿que pueblo se puede jactar de tener un Dios asi, que ateo se puede jactar de ser ‘revolucionario’, ‘diferente’ ‘reaccionario’, cuando el grito de Jesús en la Cruz “Dios mio, Dios mio por que me has abandonado” es mas potente que todas las voces ateas de todos los siglos, mas revolucionario que todas las filosofías que se puedan concebir.. ese es nuestro Dios… y muchos se lo están perdiendo.

“Solo Dios me conoce, y eso me basta”.. la necesidad de hablar -Orar- con Dios no acaba en nuestra relación con El como amigo, y Padre, si no que también tiene su significado en que El es nuestro Señor y nuestro Creador.. el sabe quienes somos, de alli la necesidad constante de dirigirnos a El por alivio, guia.. no solamente eso, si no que El nos ama mas que ningun otro amor en el mundo, El nos creo y concibio con amor desde antes que estuvieramos si quiera en la mente de nuestros padres, por eso el hablar con El es de vital importancia.. solo en El nos reconocemos hombres, solo en relación a El, podemos saber quienes somos y que hacemos aqui.. y al final ¿debe de existir mil razones para hablar con quien amamos y nos ama, con un Dios como el nuestro?…
Carlos José Bartolomé Santos