Pasaran…

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Las palabras de Dios no pasan, la Palabra no pasa, el mundo sigue dando vueltas, revolviéndose en las mismas situaciones millones de veces similares, pasando por lo mismo, pero la cruz permanece. “El cielo y la tierra” nos dice Jesús, que es lo mismo que decir “todo esto que ustedes conocen, todo eso que el mundo le da tanta importancia pero es barro, tierra y sombras… todo eso pasara, sera olvidado, volverá al polvo donde pertenece… el mundo y sus glorias se desvanecerán, pero mis palabras permanecerán, por que son el pilar de lo que es el hombre”
jesus-cross-407x.jpgLas glorias del mundo se desvanecen, los imperios caen, los triunfadores terminan fracasando, lo exhilarante termina consumiendo, todo lo que el poder y dinero pueden comprar genera desesperación y todo afán humano por las sombras termina en vació. Por mucho que el demonio intento “tentar” al Hijo con la “gloria” de los imperios de la tierra…, con la gloria de un mesianismo triunfante, descendiendo de la mano de Dios del templo de Jerusalen a la vista de todos, por mas que los Jefes del Pueblo con quien Dios mismo había hecho una alianza le pedían que “bajara de la cruz” que “mostrara su gloria”.. El Hijo no lo hizo.. por que las glorias del mundo pasaran, pero ese instante donde el Padre parecía no hablar, donde Dios parecía callar, donde la máxima ignominia en la muerte de la cruz hacia la escena del viernes santo, en ese mismo instante la Gloria de Dios relucía en toda su desbordante sobremedida. Si la transfiguración fue simplemente un destello visible de Dios, en la cruz, mientras el imperio mas poderoso del mundo disponía de la vida y se glotoneaba de sangre, vino y banquete, mientras la élite religiosa celebraba su prepotente “santidad”, había un hombre, El Dios hecho hombre, El Hijo mismo siendo traspasado en su bendito corazón por amor y fidelidad…. cambiando la historia, muriendo por lo único que podemos morir y seguir siendo hombres….

 

El demonio le pedía lanzarse al vació, Jesucristo con picaresca mirada debió haber dicho intimamente que es precisamente lo que hizo, Dios se aventó al vació, pero no para glorificarse ante nosotros, si no para salvarnos… he allí su GLORIA, su desmesurada Gloria…

Las glorias del mundo pasaran…

CJBS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: