La Oración, por Abel

csYo creo que visto desde un punto de vista racional, digamos: partiendo de un concepto de Dios, la oración es injustificable e inútil… a lo sumo sólo nos sirve a nosotros mismos, y tiene por lo tanto un valor meramente psicológico.

Pero el concepto de Dios es muy pequeño respecto de lo que es Dios, que sólo lo podemos conocer en una experiencia de Dios. Si yo quisiera transmitirle a alguien qué cosa son mis amigos, podría sin ninguna duda dar un concepto de ellos, pero en realidad lo que verdaderamente son ellos sólo lo pueden saber los demás si hacen una experiencia de comunión con mis amigos.

Me parece que no hay ninguna experiencia de comunión que no sea en y por las palabras que decimos y escuchamos, hablándole al otro de tú, y recibiendo el “tú” del otro. Uno pensaría espontáneamente que hay gestos que exceden las palabras, o que “una imagen (o un gesto) vale más que mil palabras”… pero creo que es un espejismo. El gesto de comer con otro, por ejemplo, está ligado a que entre bocado y bocado haya una palabra. Se puede estar en un restaurante comiendo con (es decir, rodeado de) decenas de otros seres humanos, sin que haya una experiencia de comunión, porque precisamente falta lo que hace del comer junto a otros un comer en común: el decir al otro “quieres más?”, pongamos por caso.

¿Hay que ir a la oración sin egoísmo? No sé, me parece que la oración misma, en tanto es hablar y escuchar, rompe el egoísmo. La palabra humana es nuestra vacuna contra el egoísmo: al dirigirse a otro colocándolo en el horizonte del “tú”, rompe la exclusividad de mi mundo, que ya no lo abarca todo, porque allí hay un tú que lo excede, que me queda fuera.

Quizás no es importante lo que le digamos a Dios, porque ya lo sabe todo de nosotros, y conoce nuestras necesidades, pero ¿de qué le hablaría sino de lo que me preocupa y forma mi pequeño problemático mundo? es sólo que en ese hablarle mi mundo problemático, que lo abarcaba todo, se me vuelve pequeño, excedido por él, que es mi “tú”, y entonces mi mundo ya no lo abarca todo.

Jesús nos hace un lindo “chiste” con el Padrenuestro, nos dice:

No seáis como ellos [los gentiles], porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo. Vosotros, pues, orad así…

¡Y resulta que nos enseña una oración que consiste en pedir todo aquello que el Padre sabe que necesitamos!

O sea que el problema de “los gentiles” no consiste en que piden, sino en que no piden, porque quien pide ya ha salido de sí mismo para decir: “yo necesito de ti”; el problema de estos “gentiles” es que “se figuran que por su palabrerío van a ser escuchados. Pongo el acento en el “su” palabrerío: tan ocupados en hablar y mostrarse a sí mismos que hablan, que dejan de lado que el pedir es necesitar, carecer, perder las palabras.

Paradójico, ¿no?: el palabrerío es lo contrario de hablar, y callarse en espera, dejando espacio a que una palabra venga, es hablar. Pero callarse demasiado so pretexto de que total Dios ya sabe de nosotros, es perder la provisoriedad de las palabras. Humorista como era, Jesús no temió comparar a Dios con el juez inicuo que ni teme a Dios ni respeta a los hombres, pero que el reclamo incesante de la viuda lo hace ponerse a actuar… ¿y no es parloteo lo de la viuda? ¿acaso no sabe el juez lo que la viuda necesita antes de que ella se lo pida? ¿acaso lo que ella le pide al juez no es parte de lo que el juez debería hacer de todos modos?

A mí, la idea de que Dios no necesite que nosotros le digamos las cosas me suena un poco abstracta… el Dios pensado no necesita de nuestras palabras; el Dios que está fuera de mí sí necesita de mis palabras, y yo de las de Él… ¿por qué? ¡ah, qué sé yo! porque él lo dice… será tal vez que desde toda la eternidad se encarna, y que encarnarse es tener una experiencia humana del amor, de un amor que se hace siempre hablando.

Un abrazo

Abel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: