Jesus de Nazaret, Benedicto XVI en México

Estoy algo sorprendido. El dia de ayer andaba en la busqueda del libro “Un Viaje atraves de la Biblia” de Bruce Feiler, que por lo visto nunca llego o fue publicado en mexico ya que no lo he podido encontrar, lo busque en dos de las mas famosas librerias de mi pais, asi como en la libreria Parroquial donde siempre encuentro los titulos de teologia o religiosos que deseo y tampoco tuve suerte. Mi sorpresa fue cuando ayer al entrar a un famoso cafe-restaurant, donde venden revistas y libros tambien .. al estar viendo los libros me encuentro con esto:

Tuve que voltear dos veces para creerlo. Primero por que llevo desde Abril esperándolo, segundo por que como no encontraba el otro libro, rece para mis adentros que encontrara un libro que me fuera a hacer bien como Cristiano, y segundos despues me encuentro con este, pero tambien me cuesta creerlo por que hace pocos dias busque en Google alguna información de la llegada del libro a México y no he encontrado NADA, he buscando en la página de editorial planeta y nada… Aciprensa, tampoco lo encontré.

Pues bueno, aqui tienen al parecer uno de los primeros mensajes que hablan del libro en mexico. La portada es igual a la de la imagen con la diferencia de que el logo de abajo es un planeta, en vez de la E de editorial esfera (edición española). El libro lo adquirí en Sanborns con un costo de $210 (tenían descuento los libros). Asi que ya lo saben los mexicanos que querían adquirir el libro, no hubo presentación, ni publicidad, pero alli esta, sentado esperando a ser leido y recomendado.

CJBS

PD. Parece ser que también lo venden en Liverpool

13 comentarios

  1. Con mucha alegría me encontré con este sitio que me pareció fantástico! Soy de Argentina. Me conmueve que exitan personas con gran valor que aporten información acerca del Cristianismo. Debo felicitarte por tu sitio y me ha servido mucho!!
    Estaba muy interesada con respecto a la película Karol: el hombre que se convirtió en papa. Resulta que la vi hace un tiempo y quiero volver a verla pero no encuentro un sitio, quisiera saber si sabes dónde puedo verla.
    Te agradezco por tu aporte!
    Una bendición
    Julia

  2. Hola Julia, gracias por tus comentarios. En cuanto a tu pregunta de la pelicula Karol (excelente pelicula) no hay donde verla en linea, tendrias que adquirir el DVD, aqui te dejo unos enlaces:
    http://www.dvdmovies.com.ar/scripts/Movies/Zona4/K/karolB.html
    http://www.dvdventas.com/index/modulo/max/id/80220/karolelhombrequeseconvirti%C3%B3enpapa.html

    Un abrazo

  3. Vaya coincidencia. Un amigo me lo regaló el día 13.

    Felicitaciones por el excelente blog.
    Me comunicaré luego contigo vía mail.

  4. ¡Hola! Ya tiempo sin pasar por aquí.

    Ya ansío hacerme de ese libro. Lástima que los novicios jesuitas estamos en una ciudad donde ni llegan libros como ése, y aunque llegaron, no tenemos dinero para comprarlos… ¡Me lo tendrá que regalar la familia en Navidad!

    Mi única objeción es que ese libro NO debería de tener el nombre ‘Benedicto XVI’ en la portada, pues no es un libro con carácter magisterial (aunque sí magistral), sino de un teólogo como tantos otros (de talla, sin duda).

    ¡Saludos!

  5. Hola Ululatus, que bueno verte por acá, no me había enterado de que eras novicio Jesuita!. Cuando lo termine de leer y tenga tiempo hago un resumen, si es que para ese entonces no lo tienes ya.

    En cuanto al nombre de Benedicto XVI es un ardid publicitario, no muchas personas conocen el nombre “Joseph Ratzinger”.. no asi el nombre Benedicto XVI.

    Lo bueno es que el mismo Santo Padre especifica en su prologo que NO es un acto magisterial.

    Te adelanto que el libro es diferente a lo que yo esperaba.. ni mejor ni peor, simplemente diferente, y es un libro para leerse muy lento y meditado… no se parece a su primera encíclica, y mucho menos a libros como Introducción al Cristianismo.

    Un abrazo… y rezas por nosotros en tus tiempos de oración.

  6. Ratzinger en canal

    Uno de los tres galardonados con el Nobel de Medicina en 1962 fue el estadounidense James Watson, trío premiado por sus descubrimientos sobre el ADN. Este científico, calificado por Koku Adomza como “un completo dinosaurio”, ya otrora era conocido por sus comentarios homófobos. Watson, destacado biólogo molecular, vertió su mezquina humanidad en el diario británico The Sunday Times con frases como “todas nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que la inteligencia de los negros africanos es la misma que la nuestra, cuando en realidad todas las pruebas señalan lo contrario”. No es tan extraño en nuestros días “ver a científicos reputados hacer comentarios extremadamente ofensivos, acientíficos y sin ninguna base” dirá el diputado británico Keith Vaz. Es lo que le achaca el gran exegeta Gerd Lüdemann a Joseph Ratzinger por lo expresado en su reciente libro Jesús de Nazaret.

    A Joseph Ratzinger algunos le conocimos hace años como profesor en Ratisbona, pero donde él más se ha hecho notar ha sido con sus condenas y anatemas contra importantes teólogos de la Iglesia católica a la derecha de Juan Pablo II y al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe: Leonardo Boff, Jon Sobrino, José I. González Faus, José María Castillo, Benjamín Forcano, Marciano Vidal, Juan José Tamayo, Manuel Fraijó, Xavier Picaza, Juan Antonio Estrada… han sido tan sólo algunos de los que han conocido el látigo de su censura medieval,

    Retorica aparte (latigo-censura medieval), la existencia de la congregación para la Doctrina es precisamente esa, el establecer los limites teológicos, exegéticos y de otra índole que para que estén en sintonía con la revelación y la tradición. De hecho usando tu misma retorica, también hay grandes y prominentes teólogos en la misma linea con la tradición y la “mentalidad medieval” de la Iglesia.

    su poca asimilación y respeto ante los avances científicos de nuestros tiempos en el campo de la exégesis bíblica y su falta de respeto ante creyentes honestos de pensamiento divergente y otras gentes, ateas o de religiones distintas.

    Curiosamente el prologo comienza indicando el gran respeto que le debe a la exegesis y los avances científicos de la misma. También hay “pobres” creyentes honestos que tienen el mismo pensamiento que la Iglesia (por algo pertenecen a ella) y no consideran una falta de respeto que otros teólogos difieran con esa tradición ¿por que pasa ese resentimiento a la inversa?

    Hoy Ratzinger–Papa pretende demostrar en este libro que el Cristo de la fe, el Jesús Hijo de Dios, idéntico al Padre, verdadero Dios y a la vez verdadero hombre, que padeció en beneficio de las gentes pecadoras, que resucitó y prometió a los que en él creen llevarlos un día a su reino celestial, es el Jesús de los cuatro Evangelios y hunde sus raíces en la historia. En una palabra, quiere hacernos creer que el Cristo de la Iglesia -mondongo filosófico-teológico creado a lo largo de los siglos- es el Jesús de los Evangelios, y que el Jesús de los Evangelios es el Jesús de Nazaret, el Jesús histórico. Y esto hoy día es hierro de madera.

    Dejemos que Joseph hable:

    “Para mi representación de Jesús confío en los evangelios…He intentado
    presentar
    al Jesús de los evangelios como el Jesús real, como el Jesús
    histórico en sentido propio y verdadero. Estoy convencido, y confío en
    que el lector también pueda verlo, de que esta figura resulta mas lógica

    y, desde el punto de vista histórico, también mas comprensible que las
    reconstrucciones que hemos conocido en las ultimas décadas. Pienso
    que precisamente este Jesús, el de los evangelios, es una figura
    históricamente sensata y convincente. Lo que intenta este libro, es
    “comprender el camino de Jesús en la tierra y su mensaje, y no hacer un
    estudio teológico de la fe y del pensamiento de la Iglesia primitiva”

    Solo alguien corto de miras, o muy dado a escucharse solo a si mismo pretende adjudicar un sentido que no tiene un texto que honestamente ha sido redactado. El mínimo requisito para acoger la obra de un autor es tener un poco de consideración y buena Fe.. si partimos de frases como la que sigue en el párrafo que nos traes en seguida, tenemos solo un eclefobo, que poco tiene que criticar a la Iglesia por que su mente se deja llevar por el odio y la aversión.

    El inquisitorial Ratzinger piensa que las gentes del siglo XXI vivimos en la antigüedad o en la Edad Media.
    ¿Exactamente por que? Este es un cliché pseudo-intelectual basado en doctrinas e ideologías muy claras y que para mi, gran post post moderno son mas anacrónicas y arcaicas que la tradición de la Iglesia. Para juzgar la obra intelectual de un auto no bastan dos lineas en el periódico amarillista de España o mexico, o haber leido solo las criticas que satisfacen nuestras ya establecidas preconcepciones acerca de un autor o ideología. Este cliche de la “edad media” es abordado en el libro Introduccion al Cristianismo por el mismo Joseph Ratzinger con maestría… el fundamento no es algo futuro, si no algo que nos precede y por eso tiene sentido… el mito de que lo nuevo, revolucionario y lo que viene en el futuro es “lo mejor” esta esperando en la mesa de las pruebas para ser juzgado, curiosamente ningún revolucionario aun se ha presentado al juicio, están ocupados odiando todo lo que no son ellos.

    En nuestra época las afirmaciones metafísicas o metahistóricas no son evidentes sino que deben ser fundamentadas.
    Error fatal…. “en nuestra época” ¿Que es nuestra época? ¿por que en nuestra época? ¿por que esta dominada por el lenguaje científico-objetivo? Yo afirmo tajantemente que amo a lo que amo, ¿por que en este mundo y época tengo yo que demostrártelo a ti? ¿tu quien eres para venir a criticar mi lenguaje?

    Además cavas tu tumba intelectual con esta frase.. las afirmaciones metafísicas y metahistoricas no están fundamentadas en el lenguaje que tu quieres que se fundamenten, pero eso no significa que carezcan de fundamento… carecen de un oído que quiera escucharlas, o mejor aun, que tenga la sensibilidad para hacerlo.

    La ciencia es desde hace tiempo autónoma, “ahí reside la auténtica revolución, que se ha llevado a cabo en Europa desde la separación de Iglesia y Estado siguiendo los pasos de la Ilustración”.

    Le ciencia siempre ha sido autónoma…, tan autónoma como el espíritu del hombre, a través de las épocas…. la separación de la Iglesia y el estado es un re-acomodo económico-social-político en ámbitos humanos que no tienen la importancia macroestelar que pretendes adjudicarle.. la ilustración es un simple paso o cambio de mentalidad filosófica e ideológica en la historia, como antes lo fueron.. otras mas, y vendran otras mas, muchas de ellas como fantasmas del pasado.

    La consideración no metafísica de los Evangelios neotestamentarios, el preguntarse en serio qué fue lo que sus autores quisieron decir y qué hechos históricos se encuentran en la base muestra que la exposición de Jesús de Nazaret de Ratzinger no responde a ninguna realidad histórica. Ratzinger sustituye al Jesús histórico por el Señor supuestamente divino. No puede unir en una persona al “hijo de Dios” y al hombre de Nazaret por mucho que lo intente con su interpretación de los Evangelios.

    La “realidad histórica” como tu la llamas.. es inaccesible al hombre por completo, esta perdida… ni Joseph, ni tu, ni ningún exegeta del mundo la tiene… tiene atisibos, caminos aquí y allá… pero jamas podrá aprehender completamente la verdad.. por eso se paso del historicismo a la ilustración, precisamente por la incapacidad de la historia de mostrarnos el camino hacia el futuro.., la incapacidad del hombre de aprehender con totalidad lo que ha ocurrido propulso el lenguaje que tanto amas… Sin contar que Joseph Ratzinger deja claro que para lograr ver lo que el ve, se requiere la Fe….. decir esto desenmascara tu supuesta critica hacia un Ratzinger manipulador, ya que abre completamente el juego de cartas y lo pone sobre la mesa. El Jesús de Nazareth de Ratzinger (y mio también) responde a la realidad histórica que el encontró en los evangelios…. puede ser imposible para ti que no crees, o que de antemano rechazas que Dios exista, o se pueda encarnar…. pero no hay exegesis en el mundo que pueda contradecir lo que dice Joseph, ni exegesis en el mundo que pueda decir que Jesús fue Dios… , por lo que decir que Ratzinger SUSTITUYE, es demasiado presuntuoso, por que para decirlo debes de tener tu en la mano la verdad histórica de Jesús de Nazaret…. cosa sabemos no es así, ya que la historia misma carece del poder de esto que tu pretendes.

    Su proceder temerario con las fuentes neotestamentarias no encontraría aprobación ante ninguna comisión histórica independiente ni, tampoco, ante el foro de la teología libre.
    Tanta soberbia te impide ver claramente. “no encontraría aprobación ante NINGUNA” dice, pretendiendo encerrar y conocer cientos y miles de mentes teologicas e historicas en tu pequeña mente. Mas seriamente y apropiado seria decir “Los metodos utilizados por Joseph no creo que vayan a tener eco en muchas de las comisiones historicas que yo conozco”…. Curiosamente ¿quien pretende satisfacer las necesidades intelectuales de alguna comisión historica, o de una ideologia libre? No importa… 99% de la humanidad puede estar en contra de la Iglesia o de Jesucristo o de la visión de Jesucristo como la presenta la tradición y los evangelios.. Joseph Ratzinger lo que hace en su libro es sencillo y lo guardo al final.

    Su intento anunciado en el prólogo de presentar al Jesús de los Evangelios como el Jesús histórico, real, no se da porque Ratzinger no aborda las cuestiones históricas. Su libro en gran parte es una “meditación espiritual sobre el Señor”.
    “No se da” por que Mikel no las ve… yo las veo…. ¿sabes tu mas que yo? lo dudo.. ¿se yo mas que tu? lo dudo también… las cuestiones históricas de Jesús son aun un camino lodoso por donde andar…. y como ya sabemos o deberías al menos de saber al pretender hablar de historia…. es irrecuperable … y pertenece a las pocas piezas que tenemos reconocer un poco del rostro de Jesús.. lo cual nos puede llevar al Judío revolucionario, o a Dios mismo….

    Jesús de Nazaret nunca se consideró Dios.
    Si yo no encuentro un escrito donde se hable que Napoleon tuvo un colico… no puedo decir que Napoleon nunca tuvo un colico.. simplemente nadie escribio sobre de ello… si yo no encuentro un escrito donde se hable que Atila nunca soño con una mujer desnuda, no significa que no lo haya hecho. El problema es que creerse Dios es algo menos común que un colico o un sueño erotico… pero la probabilidad no hace una realidad total y absoluta.

    Los textos aducidos por Ratzinger para este aserto, él lo sabe o debiera saber, son datos tardíos, reflexiones cristianas, reflejan la situación de la Iglesia a inicios del siglo II, cuando los cristianos gentiles conformaban la mayoría.

    TODOS los evangelios son datos tardios.. mas alla del año 70…. la única probable cercana son las cartas de Pablo, pero aun asi son 20 años después de la muerte de Jesús…, TODOS los evangelios son reflexiones cristianas…. solo que te falto un detalle, no son de inicios del siglo II, si no finales del siglo I…. ¿Entonces?

    Hablas de historia, pero todos los datos “históricos” que tenemos son al menos 20 a 100 años después de la muerte de Jesucristo, por lo que es tan valido creer en su divinidad, reflejada en los evangelios, como creer que vivio..o que no vivio, o que ni siquiera existió, por que la historia , o el estudio de la historia de esa época permite todo este rango de posibilidades.

    Las numerosas contradicciones entre las figuras de Jesús de los Evangelios del Nuevo Testamento se explican, entre otras cosas, también por la aceptación de que Jesús no dijo una gran parte de las palabras que le hacen decir, no en balde ninguno de sus autores fue testigo ocular.

    Las diferentes figuras de Jesús en los evangelios pertenecen a la logia de diferentes visiones del mismo. Si alguien hace una cronica de mi vida, una la hacen mis padres, otra mis hermanos, otra mis hijos, otra mis amigos y otra mis enemigos, tenemos diferentes figuras de mi realidad historica… todas ellas contienen algo de mi. Sin contar que desconozco que metodo utilizas para decir que la gran parte de lo que dijo Jesús no lo digo… por que absolutizas algo que tiene muchas escuelas de estudio, y lo mismo pregunto acerca de los autores como testigo ocular.. ya que ni hubo 4 autores, si no que hubo 4 tradiciones seguidas por varios autores.. tradiciones nacidas eso si.. de testigos oculares… aun que quien las haya puesto por escrito hayan sido generaciones después de ellos.

    El punto de partida de Rartzinger, de que hay que fiarse históricamente de los Evangelios, es un engaño.
    Lamento que te sientas engañado…. probablemente quien te engaña son las otras fuentes donde estudias… ¿como saberlo?

    La distinción entre palabras de Jesús auténticas e inauténticas es indispensable en una investigación de Jesús dirigida por la razón y no por el mito. Hoy no es defendible su tesis de que los Evangelios nos transmiten al auténtico Jesús histórico.

    Distinción imposible de hacer… a menos de que tomes una escuela de pensamiento histórica y exegética y la eleves al grado de ciencia exacta, lo que demostraría tu lenguaje absoluto y sectario a la vez….. y también explica que deseches a los evangelios como importantes para transmitirnos al Jesucristo…. cosa muy defendible hoy en dia.. curiosamente mas que la tesis contraria.

    El método crítico-histórico aplicado en la exégesis de la Biblia ha dejado ya en claro muchas cosas y la crítica que Ratzinger hace de los trabajos sobre Jesús de colegas científicos es ligera e improcedente.
    Muchas cosas importantes, sin embargo insuficientes, y por eso criticables…. no ligeramente si no fuertemente y si es improcedente es por que la otra parte esta soberbiamente embriagada de su propia importancia.

    Su libro de Jesús revela poca seriedad histórica y poca honradez intelectual,
    Adjetivos que requieren demostración, sin contar que el prologo mismo dice cual es el sentido del texto… MOSTRAR lo que Joseph Ratzinger VE al lector…. dar otra perspectiva a quien lee…. y confiar que comulguen con su visión…

    cualidades que brillan mucho más que en este libro en trabajos de teólogos liberales protestantes y también en aportaciones de católicos modernistas. Ratzinger loa tan solo de boquilla el método crítico-histórico, porque según él “las leyes generales de la crítica histórica valdrían sólo limitadamente a la hora de aplicar a la sagrada Escritura”.

    Afirmación hecha por un amante de la tipología y la tradición de los Santos Padres de la Iglesia… afirmaciones que yo mismo hago.

    Sus exposiciones meditativas o teológicas las apoya mayoritariamente en pasajes de la Biblia, pero su exégesis no se ajusta al criterio del texto sino que lo retuerce y lo fuerza para imponer el criterio “inspirado” de la Iglesia.

    Exactamente el mismo método que utilizaron los evangelistas y todos los escritores de la Biblia para escribir la misma… Curiosamente Joeph explica desde el comienzo del libro que el método que el utiliza no es el histórico critico, si no que solamente utiliza aquello que ayuda a su búsqueda. Por lo que no hay nada oculto… para retorcer e imponer un criterio… hace falta que exista otro criterio que sea la absoluta verdad.. si no existe,,, ese retorcer no es una imposición, si no una VISIÓN… entre otras… asi que la molestia solo puede venir de que esa visión no es compartida por ti.

    Así, por ejemplo, un trabajo crítico-histórico de los textos bautismales muestra como imposible la tesis de Ratzinger, defendida en su libro, la de que Jesús, como el sin pecado, mediante el bautismo se solidariza intencionadamente con los pecadores. La verdad más bien es que Jesús se dejó bautizar por Juan para el perdón de sus propios pecados y, por tanto, él se sentía pecador.

    Interesante método utilizado, solo que si utilizamos la tipología como método, efectivamente Jesucristo hacia lo que Joseph menciona, si utilizamos el método histórico-critico, Jesús puede que ni si quiera haya entrado en el Jordán…. ¿por que? Por que este método tiene muchas escuelas y lo que tu mencionas es tu visión personal de Jesús.. apoyado claro esta en una escuela de pensamiento y en un método…. tan valido como otros…. Si lo que pretendes es hablar así te recomiendo cambiar de carrera… a las matemáticas o a la biología molecular.


    O la interpretación que hace Ratzinger de que Jesús se consideraba Dios, colocándose en el mismo plano del Padre. Jesús fue un judío de Galilea y rogaba al Dios de la “Biblia de Israel”. Si se hubiera considerado a la misma altura que éste, si se hubiera reconocido Dios tal cosa hubiese sido y sonado a blasfemia. Y, por tanto, hubiere resultado muy difícil que en vida se le hubieran unido tantos judíos y judías.

    Para decir que Jesús fue un judio de Galilea y rogaba a Dios, requieres los evangelios, evangelios que mencionaban que Jesucristo perdonaba los pecados por su propio poder y no por intercesión de Dios… necesitas los mismos evangelios que tipologicamente GRITAN que Jesucristo es Dios…. la distinción que tratas de hacer la haces por un método ya viejo de la escuela histórico-critica.. de hecho de la primera búsqueda por el Jesús histórico.. ya ha avanzado demasiado la exegesis y seguirá avanzando, y vendran mas reconstrucciones de Jesus.. mas tareas personales de adjudicarle la propia ideologia, o la propia personalidad, o diferentes visiones… la de Jesus judio, o Jesus mito, o Jesus gentil… … mientras tanto Josep nos dice a todos…

    «no es en modo alguno un acto magisterial, sino únicamente expresión de mi búsqueda personal «del rostro del Señor» (cf Sal 27,8). Por eso, cualquiera es libre de contradecirme. Pido sólo a los lectores y lectoras esa benevolencia inicial, sin la cual no hay comprensión posible».

    NEGRITAS Mikel Arizaleta, 17 827 048
    Respuestas Carlos José Bartolomé Santos

  7. Sr. Carlos José Bartolomé: Un saludo.

    Mire usted, lo respetable es comentar el texto al final y no intercalar sus comentarios en el texto del otro. Deje que quien quiera leerlo lo lea entero, sin sus comentarios. Y al final argumente o escriba lo que le plazca. A eso le llamo yo respeto al otro. Porque una página debe tener fiabilidad, si se quiere que se participe. Suerte y agur. Mikel Arizaleta

    ¿Respetable segun que estandares?, no considero ninguna falta de respeto dado que que mensaje esta integro, si alguien tiene interes de leer por separado su mensaje puede usar cualquier tipo de editor de texto y hacerlo. Intuyo que llama respeto a algo un poco descabellado, o hablamos distintos idiomas, tomando en cuenta que la fiabilidad se basa en que lo que se dice aqui, se dice de manera FIABLE, fiel, a la fuente original, por favor señale donde he falseado su mensaje original o que diferencias tiene con el mismo… le adelanto que no hay ninguna. Por lo que solo intuyo que queria ser leido sin ser argumentado. Un dialogo es un vaiven de palabras intercaladas entre los dialogantes… el lenguaje hablado funciona asi, no veo por que tenga que ser diferente en modelo electronico, a menos de que se trate de una Catedra que deseas dar y luego permites los comentarios, en todo caso, no es este el lugar apropiado para ello.

    Un Saludo.

    CJBS

  8. Lo que yo escribí fue lo que sigue. Juzque el lector. Suerte

    Mikel, lo que tu escribiste (si es que eres Mikel y no te robaste el articulo de rebelión solamente) es una TRADUCCIÓN, de las objeciones de Gerd Lüdemann al libro de Joseph Ratzinger. Objeciones ya respondidas por mi, falta ver que Ludemann se de una vuelta por acá a responder, cosa que dudo lo haga. Asi que no eres el propietario intelectual de ese contenido, asi que no solo no hay falta de respeto al responder a un articulo distribuido libremente por internet en varios idiomas, si no que seria bueno que lo que uno traduce lo comprenda primero… espero que tu ateísmo no se base en ese tipo de comprensión.

    Un Saludo.

  9. Lieber Mikel Arizaleta,

    vielen Dank für die Zusendung Ihrer verschiedenen Beiträge zum
    Ratzinger-Buch. Obwohl ich nicht Spanisch gelernt habe, kann ich aufgrund
    meiner Latein-Kenntnisse einiges verstehen. Ich wünsche Ihren Essays eine
    große Wirkung.

    Im Februar erscheint übrigens die amerikanische Ausgabe meines
    Papstbuches. Sie ist überarbeitet und wird wahrscheinlich die
    internationale Debatte mehr beeinflussen als die deutsche Ausgabe.

    Ich danke Ihnen für Ihr Interesse und für Ihren Einsatz.

    Freundliche Grüße aus zur Zeit USA,

    Ihr

    Gerd Lüdemann.

    Estimado Mikel, me parece de verdad grato que hayas hecho ensayos de libros de Ratzinger o de este en particular…, me parecería interesante que publicaras uno aquí mismo o me mostraras un enlace a uno de ellos. Por lo pronto el que traes y del que se comenta es una traducción (reitero) tuya hecha a ideas de Gerd, ideas que de nuevo, he puesto en la perspectiva que considero oportuna como parte de un dialogo, que es de lo que trata un comentario en un blog. Eres libre de recomentar mis acotaciones, o de proporcionar tus propias ideas, siempre tomando en cuenta que un dialogo (de nuevo) requiere de dos partes.. por lo que seguiré esta misma forma de hablar, no tengo interés en monólogos, publicidad, etc, seguidos de otros monólogos por la otra parte (mía) que parecerían una respuesta, pero no dejan de ser independientes y vagos, de todas maneras la gente puede contar con el articulo original aquí:

    http://www.gara.net/paperezkoa/20071030/45630/es/Ratzinger-canal

    Un Saludo.
    CJBS

  10. Solo quiero decir que tambien yo buscaba por internet donde conseguir el libro del Papa
    Benedicto XVI “Jesus de Nazaret” en librerias catolicas mpor internet y no encontre respuesta. Pero gracias a esta pagina ya se donde conseguirlo. Gracias Dios les Bendiga. Su amigo P. Hugo

  11. Estupendo el Libro del Papa. Es una luz para nuestro tiempo. No cabe duda que es el más grande teólogo del siglo. Aunque no escriba magisterialmente, como Papa es indiscutible que es un libro lleno de fe y de historia auténtica.
    Gracias Santo Padre por todo lo que me ha ayudado en este Libro y en sus escritos.

  12. i telefono es 404-
    645-84-18. le marco de Atlanta, GA.
    necesito comprar el libro de jesus de Nazaret y el libro de los primeros cristianos. favor de llamarme
    velia leon lopez

  13. El Jesús de Benedicto no existió jamás
    Frankfurter Rundschau

    El papa presenta el segundo tomo de su libro „Jesús de Nazaret“ sobre una pátima y base dogmática. En él mediante tretas de feria y juegos malabares trata de engañar al lector con hechos salvíficos, cuya historicidad niega y pone en duda la crítica histórica. La figura de Jesús, que traza Benedicto, no ha existido nunca en este mundo.

    Hace cuatro años Benedicto XVI publicó la primera parte de su libro „Jesús de Nazaret“, que es un resumen de la vida de Jesús „desde el bautismo a la glorificación“. Ahora presenta la segunda parte, que trata las estaciones del camino de Jesús „desde la entrada en Jerusalén hasta la resurrección“ y presenta, casi siempre en forma narrativa, escenas de lo que Jesús debió predicar o hacer en los diferentes lugares. Y al igual que la primera parte, también la segunda según el autor, el papa, también presupone y tiene en cuenta los resultados de la exégesis histórico-crítica, si bien este método quiere recurrir, abrirse, dar lugar, pasar a una interpretación teológica.

    Las fuentes de la exposición son los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento. Bien es verdad que Benedicto alude cautamente que las palabras de Jesús, transmitidas por ellos, no siempre armonizarían y concordarían exactamente con lo que Jesús habría dicho. Pero él concede a todos una gran credibilidad y acentúa que no se puede dispensar, por la referencia histórica de la fe cristiana, de la historicidad real de los hechos fundamentales. „Si se llegara a demostrar científicamente que la historicidad de las palabras y hechos fundamentales son imposibles, la fe perdería su base“.

    Benedicto se muestra confiado en que la fe cristiana es históricamente posible, máxime cuando la razón histórica estaría contenida necesariamente en la misma fe. No obstante en su libro la fe mantiene una fuerte supremacía sobre la razón histórica. De manera que a Jesús se le presenta, sin tener en cuenta los datos de la ciencia, sobre una pátima y base dogmática. De ahí la predilección que Benedicto siente por el Evangelio de Juan, en el que Jesús actúa como un Dios paseante por el mundo. Benedicto concede al autor del Evangelio de Juan una gran credibilidad incluso cuando Jesús pronuncia la denominada oración del gran sacerdote (cap. 17) Oración que, según consenso general de la investigación, es un producto de pupitre y escritorio, que refleja un estadio posterior de la enseñanza pospascual de Cristo.

    Algunas interpretaciones particulares resultan indigeribles.

    Y es que Jesús, en la exposición de Benedicto, es por regla general el hijo de Dios, que todo sabe de antemano, que conoce lo que quiere su padre celestial, en el que supuestamente se lleva a cabo „el verdadero drama resolutivo de la historia humana“. Por consiguiente la mayoría de interpretaciones particulares, que Benedicto reclama como históricas, resultan indigeribles. Cito tres de ellas:

    a) El Antiguo Testamento en el libro de Isaías 52-53 („En verdad, él soportó nuestro castigo…“) profetiza que Jesús como siervo de Dios sufrirá y morirá en representación de todos. Isaías „habría predicho“ paso a paso el camino de Jesús, el profeta hablaría como un „evangelista“. Esta tesis es indefendible por el mismo texto y contexto de dicho pasaje, que cierra un ciclo de, en total, cuatro himnos del siervo de Dios, que destacan de la segunda parte del libro de Isaías (cap. 40-55) por un formato relativamente autónomo. Según ellos el siervo de Dios tiene la tarea de enarbolar y animar a los dispersos de Israel, que se hallan en el exilio de Babilonia desde el 587 antes de Cristo, conducirlos de nuevo a Palestina y fundar un culto. Sin duda estos himnos no estaban pensando en Jesús sino en un personaje de la época precristiana.

    b) Jesús habría dado a sus discípulos en la última cena pan y vino como su cuerpo. Las palabras sacramentales: „Esto es mi cuerpo, esta es mi sangre de la alianza, que será derramada por vosotros“. Las palabras sacramentales no tienen base histórica porque los judíos sentían asco y repugnancia ante el beber sangre. Además los discípulos, en el momento de la última cena, no podían sacar ningún provecho ni utilidad religiosa con la muerte de Jesús, llevada a cabo para ellos („mi sangre derramada por todos“), porque Jesús no había muerto aún.

    c) La resurrección de Jesús, según Benedicto, sobrepasa la historia. Jesús no sería „un ccadáver revivido, sino „un viviente hecho por Dios nuevo y para siempre“. Los encuentros de los discípulos con el „resucitado“serían verdaderos encuentros con él, „que poseía cuerpo, que era corporal de una forma nueva“. Es decir el sepulcro tenía que estar vacío. Por entonces el anuncio de la resurrección habría sido imposible en Jerusalén de poder remitir a Jesús, que yacía en el sepulcro.

    No es sólido.

    Este último argumento no es plausible: 1.- Nosotros no sabemos desde cuando los discípulos se mostraron públicamente en Jerusalén. Si su anuncio hubiera comenzado, como presuponen los Hechos de los Apóstoles, 50 días después de la crucifixión no hubiera sido posible ya la identificación del cadáver de Jesús por razones climatológicas. 2.- El lugar del entierro era desconocido; el sepulcro se „descubrió“ por primera vez en el siglo IV bajo un templo de Venus.
    Además las tradiciones pascuales más antiguas en modo alguno hablan de un encuentro corporal con Jesús en la tierra, sino de que Pedro y otros le habían visto como exaltado en el cielo. La tesis de Benedicto se orienta y guía por las narraciones de los cuatro Evangelios, catalogadas de secundarias, que presentan al Jesús resucitado paseándose por la tierra.

    Valorado lo positivo y negativo, como balance, el contenido de este libro es tan pobre e insuficiente que es incapaz de remover los presupuestos bien fundamentados y los resultados de la crítica histórica. Bendicto mediante tretas de feria y juegos malabares trata de engañar al lector con hechos salvíficos, cuya historicidad es negada y rebatida por la crítica histórica. La figura de Jesús, que traza Benedicto, nunca ha existido en este mundo.
    *
    Es un comentario de Gerd Lüdemann , profesor de historia y literatura del primigenio cristianismo en la facultad teológica de la universidad de Gotinga y autor del libro „La imagen del Jesús del papa“ (Das Jesusbild des Papstes, ed. Zu Klampen 2007)

    Traducido por Mikel Arizaleta, 14 de marzo de 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: