Frase del día

Yo para mirar las montañas, he de ponerme las gafas. Y para ver y apostar por la gente, para permanecer despierto, necesito leer la Biblia.

Anuncios

Frase del día

La Bondad Divina no solo no rechaza a los arrepentidos, sino que busca incluso a los obstinados.

Como dijo un poeta

«Ese lunar que tienes, cielito lindo, junto a tu boca…»

Como dijo un poeta… con titulo de teologo:

No es una cosa agradable tener un lunar junto a la boca, un lunar junto a la boca es algo feo, que rompe una proporción, viola una regla, y sin embargo… cuando se puede decir “que tienes junto a tu boca”, la cosa cambia, eso feo se convierte en signo, en identificador e individualizador, y en tanto emerge a través de ese signo algo, en tanto tras el signo hay algo en vez de nada, eso que no es lindo, pasa a ser Bello.. Adc

Bello.. bellizimo.. esa particularidad, esos ojos caídos, tiernos, amantes y sedientos de cariño, esa linda boquita.. esa nariz que apunta a la misma, con ganas de besar, de tanto amar y desear estar juntos, juntitos los dos. No por que no sea hermoso todo eso que tu, amor tienes, no por que no sea una perfección, si no por que todo eso es tuyo, todo eso eres tu también, por eso son signos que me llevan a reconocerte por sobre todas las mujeres, que me llevan a amarte por sobre toda búsqueda de vanidad y vana perfección femenina, que busca por múltiples artificios ocultar o eliminar eso que feo o bello no es algo que les estorbe, si no mas alla.. algo que las dice, las hace misterio y a sus almas cobija. Eso que tanto te disgusta de ti, es lo que mas amo en ti.. lo que me hace quererte a Ti.. por que es tuyo.. eso que al mundo aparece como defecto perfectible, es lo que me hace reconocerte en mis sueños, lo que me hace vislumbrarte en una multitud, lo que me hace encontrarme contigo.. el signo que me muestra hacia tus brazos el camino.

De Carlos

para Alejandra…

La Tragedia del amor…

mt1324.jpgEn el punto en que la religiosidad emerge de la tragedia del amor como una pregunta angustiosa dirigida a la ignota Divinidad, a un Creador que parece darnos la espalda todo el tiempo; en ese preciso punto, surge Jesús, Dios él mismo , Creador él mismo, que no nos trae ninguna ética nueva (de chiripa la acertó con un par de preceptitos novedosos) sino la compañía trágica de Dios en un universo sumido en la tragedia.

Ese Dios, el Dios de Jesús, el Dios que es Jesús, el Creador que es Jesús, nos dice:

Nunca te di la espalda, aunque lo pareciera, estaba vuelto llorando, porque no podía hacer nada por ti. Y en realidad sigo sin poder hacer nada por ti desde afuera, sólo puedo hacer algo por ti si recorro tu mismo camino, si participo de tu historia.

Precisamente porque el pecado no es ninguna mancha, ninguna enfermedad, ninguna herencia, sino la dirección de la existencia humana en la que has nacido. No es hereditario por contagio, sino porque cada pecado va hundiendo más al hombre en la tragedia de existir. Los que nacen pertenecen a una historia peor. Y en esto no te puedo salvar yo desde afuera, porque no es una mancha que yo podría lavar desde afuera, es fundar otro curso histórico, hacer que una historia nueva sea posible y nazcan hombres para los cuales cada nacimiento implique una historia mejor: una historia de gracia, de belleza, de sabiduría, de verdad.

Como el pecado ocurrió en la historia y como fundamento de la historia, no te puedo salvar de hoy para mañana. El pecado arruinó mi creación, así que «salvar» significa volver a crear, crear algo nuevo, crear otra historia.

No hay caso: aunque en tus sueños más míticos quisieras que yo te salve instantáneamente, yo no te puedo salvar más que creando otro curso de la historia, fundando yo mismo, como hombre nuevo, un nuevo curso de la historia, y poniéndolo delante tuyo: pongo ante ti la vida y la muerte, escoge, pues, la vida.

Y recién cuando mi salvación sea algo tuyo, recién cuando la historia nueva sea tu propia historia, recién cuando puedas decir: «yo también soy un hombre nuevo», recién allí podré re-capitularlo todo, recién allí podré volver.

No me fui para joderte, no me fui para lavarme las manos de tu dolor de vivir, no me fui para no ver tu imposibilidad, tu miseria, tu tragedia. Me fui porque no habrá creación nueva hasta que no seas mi cuerpo, y eso no puedo hacerlo yo por ti, tienes que hacerlo tú mismo. Me fui, como te lo dije poéticamente hace ya dos milenios, «para preparar las muchas moradas de la Casa de mi Padre», porque estoy seguro que seremos muchos, porque te invito a que seamos muchos los que amen la nueva historia que tú y yo crearemos.

Sólo así la salvación será enteramente mía, y enteramente tuya, cuando el Reino sea enteramente mío y enteramente tuyo.

Seremos Uno, porque si soy Dios, sólo puedo ser uno, y si quiero vivir contigo, y si quieres vivir conmigo, sólo podremos siendo Uno. Muchos, pero Uno.

ADC

Nuevo Martirologio de ETF

MARTIROLOGIO

Frase del día

“ El hogar está donde están los que uno quiere”

….

No hay nada mas fuerte que el amor, no hay nada mas profundo que el amor, no hay nada mas potente que el amor, no hay nada fuera del amor por lo que valga la pena ni vivir, ni morir… no hay nada mas elevado que el amor, nada mas tierno que el amor, nada mas grande que el amor, nada mas desencadenante que el amor… no hay nada mas bello que el amor, nada mas iluminado que el amor, nada mas que pueda inspirar al ser humano que el amor, nada que haga sonreír mas que el amor, que haga llorar mas que el amor.. que este mas dispuesto a dar la vida que el amor… ni arriba ni abajo…. hay nada mas alla del amor…. no hay montaña mas alta que el amor, ni oceano mas abismal que el amor, no existe cielo mas extenso que el amor y nido mas acogedor que el amor, no hay herida mas sangrante que el amor, ni felicidad mas gozosa que el amor, no existe canto mas glorioso que el amor, ni requiem mas melancólico que el amor…. ¿y como amar, que es el amor?… solo hay Alguien quien puede responder.