Los Cristianos son hipócritas

Hay una tendencia general al catarismo, a considerar que los seres humanos podemos ser puros por el mero hecho de proponerlo; y como no lo logramos en nosotros, lo exigimos a los demás, que es más sencillo.

No admiro en absoluto la “eficiencia norteamericana” en estos casos, prefiero la ineficiencia española y argentina (que son las que conozco). Notemos que la “eficiencia” norteamericana se aplica sobre un caso que ella misma ha creado:

¿De dónde salió que una persona, para exponer lo que considera que es la verdad moral tiene que ser él mismo el ejemplo? eso es un invento electoralista, el ser humano jamás funcionó así, entre otras cosas porque si esperamos a ser ejemplo no podríamos jamás enseñar nada.
Se agradece si el cura es santo, mejor para él y mejor para todos, tanto como se agradecería si yo fuera santo, pero lo que él tiene que decirme es que yo aprenda de Jesús, que fue de verdad santo, el Santo de Dios. Y yo deseo que él aprenda de Jesús. Pero ahí acaba lo que es personalmente exigible.

Cuando pretendemos que el predicador “sea coherente” y si se acuesta con gatos predique el eluroerotismo, ¿no estamos olvidándonos que la finalidad de la ley no es beneficiar al legislador?

Más que una doble moral, creo que estamos atravesados de morales: hay una moral del ideal, que conocemos, nos lo sabemos, pero en algunos aspectos de nuestra vida resultan temporal o permanentemente imposibles; hay una moral de la transacción cotidiana entre el ideal y lo que yo puedo alcanzar sin quebrarme; y eso mismo multiplicado por los cruzamientos con esa “moral personal” de los que me rodean, cada uno de los cuales sostiene una lucha propia.

La no adecuación de nuestra conducta a nuestra prédica no me parece necesariamente hipocresía, sino lo normal en gente como nosotros, que fuimos llamados a hablar de una verdad que nos excede por completo.

Entiendo que hipocresía sería darle a entender a los demás (o decirlo directamente) que uno mismo es ejemplo de eso que predica… y esto a lo mejor lo hacemos unas cuantas veces por día (no decirlo directamente, pero sí darlo a entender). Ahí sí, no dudaría en señalar que es hipocresía.

Mira, a mis hijos les he predicado una y mil veces que no fumen, que no sean tan imbéciles como su padre, así de sencillo. Por supuesto, en esto corro con ventaja, porque puedo decirles abiertamente “esto que yo hago me hace daño” porque no se trata de ningún pecado clasificado; pero si yo tuviera el vicio de un pastor homosexual, más bien que no diría “no hagan como yo”, diría “no hagan eso que está mal” , y omitiría comentar mi problema. No veo dónde está la hipocresía.

Hace unos años, a un lider del partido conservador en Inglaterra, uno de estos diarios amarillistas lo pescó, en fotos y todo, en la aduana, entrando al país desde Holanda con un maletín de mano lleno de material porno homosexual. El tipo, claro, era un atildado dirigente, con esposa e hijos… ahora bien: resultó ser que tanto la esposa como los hijos sabían de la enfermedad de este buen señor, y lo ayudaban soportándolo en silencio… ¿qué más tiene obligación de hacer este señor con nosotros? ¿qué mejores que él somos para estar nosotros pidiéndole cuentas? Si es legislador, que legisle leyes buena y justas, es todo lo que podemos pedirle, y eso tenemos el deber de exigirlo, y él el deber de cumplirlo.. Y si es bueno para legislar pero es incapaz de cumplirlas…. paciencia con él, como Dios tiene paciencia con todos nosotros.

A un predicador, creo que lo que hay que pedirle es que predique, que no tergiverse el evangelio para provecho propio, y que agache la cabeza frente a la Escritura. Nada más, lo demás no somos nosotros quienes podemos exigirlo.


ABEL DELLA COSTA (Teologo)

————————————

Este mensaje me gusta, ya que me cansa de sobremanera el mito de que el cristianismo es falso por que el ultimo de ellos murió en la Cruz con Cristo…

Es mas hipócrita el que señala a los cristianos con el dedo para decir que no tienen “derecho” a predicar la moral que les fue legada ¿por que no? que yo tenga un pecado no significa que lo apruebe, significa precisamente que estoy en camino, pero no por eso lo voy a aceptar como correcto… eso es parte del equilibrio y la sanidad mental que exige la madurez de la vida, sin prejuicios y ataduras a querer ver lo que mas me conviene.

CJBS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: