El Infierno — Cuaresma

ssYa que hablamos del pecado hace poco, quiero hablar del Infierno ‘ese gran desconocido’

El infierno es una palabra -si se puede- mas olvidada que el pecado, hoy en día se cree, que creer en el es tonto, poco actual, retrograda.

¿Por que tengo que sufrir interminables noches de dolor y fuego si solo hago -inserte aqui su pecado favorito-?

Primero y antes que nada debemos de quitarnos esa idea Dantesca de fuego, seres espectrales cargando cadenas, y comiéndose las pieles unos a otros mientras son atormentados por espíritus inmundos y demonios. Esas son imágenes que ayudaron a los primeros Cristianos y hasta otras épocas a comprender algo incomprensible, son solo símbolos e imágenes de algo todavía mas grave y doloroso.

El infierno es una consecuencia, puede ser considerado un lugar o estado, cosa poco trascendental pero ¿que hacemos allí, o por que voy allí?

Conozco personas que creen que pueden serle infieles a su pareja, una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete veces y esperan que la mujer -u hombre- lo(a) perdone y se le reciba con los brazos abiertos ‘pobrecito, no puede ser fiel’

Puede que esa esposo o esposa los perdone, pero llega un punto en que la convivencia juntos ya no puede ser.

Entonces esos hombres -o mujeres- son echados de la casa, con todo y el perdón, y andan vagando espectrales por los rincones de las cantinas, casas de los amigos u otros lugares buscando consuelo y olvido, y es que ese mundo tan alegre y jovial, tan lleno de tantas mujeres con quienes estar adulterando pierde sentido, por que hemos perdido la única relación que le daba sentido a nuestra vida y entonces todo lugar que no sea estar junto a ella -el- se convierte en un infierno.

No se trata de que Dios nos ‘cobre’ o castigue. El infierno es la consecuencia directa de rechazar a Dios en nuestras vidas, de la misma manera que ese hombre -o mujer- fue echado de su casa.

¿Pero que Dios no es infinitamente bueno? Si, es infinitamente bueno, por que es infinitamente Dios, infinitamente Alguien, no algo, no es una maquina, es Alguien que perdona hasta setenta veces siete, pero llega un punto en que aun con el perdón es imposible ya la convivencia, es imposible ya el estar juntos, pasara aquí y pasara eternamente.

El infierno no es un lugar de tortura infligida exteriormente, es la tortura del fracaso, el fracaso mas grande que todo hombre puede tener, el fracaso de su SER hombres, de cara a lo único trascendente, Dios.

No se trata de ir por la vida tomándole el pelo al infierno por considerarlo infantil, ‘vamos, por hacer -x pecado- no te va a pasar nada’, pero es algo real. Puede que ir a a aquel lugar con esa persona parezca algo inocente y sin trascendencia moral, pero puede ser el comienzo de un adulterio que destruirá tu relación con tu cónyuge… así como cualquier pecado por muy pequeño, puede desencadenarse en romper para siempre -aun con el perdón de Dios- la ruptura para siempre con El.. y nuestro infierno sera ese… el MUNDO ENTERO donde no habita Dios…

¿Pero un abandono eterno? esa es la consecuencia metafísica del ser eternos nosotros, algo inconcebible…. pero de la misma manera ¿que ser que ama no desea la eternidad amando y siendo amado? Es parte de nuestro ser la eternidad… por eso es grave, gravisimo y urgente entender.. no para ‘portarse bien’ si no para apreciar, rescatar y abrazar el SENTIDO DE LA VIDA….. no se trata de no irse a acostar con la secretaria para que mi mujer no me eche, que me siento a gusto en casa, se trata de entender y reconocer el amor y la alianza con la mujer que amamos y trabajar en ese amor, en contra de toda tentación y posibilidad de dañarla…. tratarla con dulzura, cuidado y fortaleza….

De la misma manera no se trata de ser ‘buenitos’ pa’ que Dios no se enoje, se trata de encontrarnos con la VERDAD y la REALIDAD de la vida, con una relación y una alianza con Dios.

Y todavía Dios demuestra -El que NO NOS DEBE NADA- su infinita misericordia, dejando acceder a su presencia a todo corazón que en su ultimo suspiro tenga un verdadero deseo de estar con El.

Muchos sienten alivio en ello, pero no es tan fácil, conozco personas que una vez que se acostumbraron a estar lejos de Dios de corazón, jamas podrán encontrar de nuevo ese amor, podrán fingirlo, pero jamas tenerlo de verdad dentro de su alma… quien se dedica a destruir su relación con el Señor, es imposible que ame, de la misma manera que quien se dedica a adulterar, termina imposibilitándose el amar ya, a quien amaba.

Asi que no es una escapatoria, el arrepentimiento antes de la muerte no es un boleto, ni una salida, si no el reconocimiento enorme de que Dios desea nuestro corazón no nuestras ‘acciones’ y de que un alma que lo ama, siempre lo reconocerá al final de sus vidas.

Lo grave de esta decisión de alejar a Dios, es que para los que viven como si El no existiera, para los ateos, para los que poco les importa, saben o creen en El, si llegaran con sus vidas a rechazar su presciencia, el infierno sera igual para ellos, por que Dios los creo para El, hasta en ese momento terminaran reconociendo que necesitaban y buscaban a Dios… pero lo echaron ellos de su casa. Esa es la tragedia, todos estamos hechos para Dios, y los que lo rechazan con peno conocimiento… fracasaran eternamente.

Pero hay una convicción, y es que Dios no dejara de perseguir a todos, no habra vida que no haya sido tocada de alguna u otra manera por El, no habra puerta donde no haya sonado sus pasos, para que entonces la decisión, aun la de un ateo que decidio no creer…. tenga el fundamento de la perdida de aquello que era lo unico que hubiera dado sentido a su vida, y con ello a su eternidad.

Una realidad dura, muy dura, ¿con esto digo que todos los ateos se van a condenar? ja! los ateos la tienen mas facil que muchos Cristianos de salvarse, por que los Cristianos conocen de quien se fian y nuestros pecados dañan mas a la Iglesia por que se nos dio mas, se nos pedira mas. Cuando me refiero a un ‘ateo’ me refiero a aquella persona (incluida los Cristianos) que TERMINARON NEGANDO A DIOS, ya sea con sus ACTOS o SUS PALABRAS.

Así que pueden negar el pecado y el infierno, de la misma manera que conozco gente que termina negando que el adulterio sea malo y que termina negando que el perder al amor de sus vidas les afecte, aun que se los crea solo su botella de alcohol, así, tendrán muchos amigos en el infierno con quien ahogar su fracaso… el único y verdadero fracaso… ser echados de la casa de donde se encontraba no solo Dios, si no ellos mismos… aun habiendo sido perdonados…. por que ellos no supieron pedir perdón, aun que ya sea demasiado tarde, por que así lo decidieron.

Carlos José Bartolomé Santos

Anuncios

2 comentarios

  1. yo creo que el infierno si existe, en otro espacio espiritual, pero es real. Si no jesus no hubiera mencion de ello en el evangelio. ademas existen narraciones de santos que han visto o estado ahi, a los niños la virgen le muestra el el infierno, san juan bosco lo comenta, y algunos otros misticos lo señalan

  2. Gracias hermano… de verdad… me has abierto los ojos… ahora lo comprendo… ahora puedo sentir el alivio de sentir el remordimiento del mal que he hecho… de lo que he abandonado… de lo que he perdido… y de lo que aun puedo enderazar…

    No eran los demonios ni el fuego el peor castigo… sino el fracaso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: