¿Quien soy?

Soy un chiquillo que tiene recuerdos de Dios tan lejanos como la corta edad de 4 años.

Un buscador de la verdad, que ha pasado diferentes periodos de vida, con diferentes aspectos espirituales, desde un catolicismo aprendido de mis familiares, sin mucha complicación, hasta un creciente agnosticismo, o hasta arrianismo… para desembocar en un ferviente Católico, defensor de la Palabra de Dios, de Cristo y de su Iglesia Católica.

Todo lo que escribo, todo lo que enlazo, todo lo que se postea en este blog no son simples abstracciones o teorías, son meditaciones reales, actuantes que me hago en las circunstancias de mi vida, o son reflexiones de otras personas, desconocidas y amigos con quienes medito mediante sus propias reflexiones.

El Cristianismo no es una absurda teoría, todo esto es TESTIMONIO, es algo que vivo, siento, experimento, y claro, me llamo Cristiano Católico y no solamente “cristiano” por que a base de leer, aprender, orar y caer, he entendido que toda esa vivencia de Dios tiene otras voces que hablan el mismo lenguaje que yo, que proclaman el mismo nombre que yo, y que comprenden que el testimonio viene sellado y guiado de la mano de la autoridad apostólica de la Iglesia Católica.

Me encontré a Dios a quien sabe que lejana edad, y aun que yo no lo supiera Dios de alguna manera ya había puesto sus ojos en mi.. como los ha puesto en ti. Me estuvo persiguiendo por los vericuetos del pecado y la disolución, por los laberinticos parajes del dolor, el sufrimiento y la confusión, de la vanagloria, el mundo y la soberbia. Me persiguió con una pasión tan innombrable que ni el mas obstinado hombre podría obviar tal persecución, hasta que al final de un llanto me encontró.

O mas bien me digne por fin, a volver mi rostro para verlo, y entonces sucedió. Desde entonces ha sido un vaivén, una verdadera montaña rusa, entre libros, teología, la búsqueda de la santidad en mi vocación noviazgo-matrimonio, el constante dialogo con El y la constante y aparentemente insignificancia de la cotidianidad que para nada es insignificante y que tanto ama Dios… ya que allí es el campo de batalla donde uno lo encuentra a El, no en la gran historia, no allí no, esa lo colgó de una cruz y lo quiere olvidar.

Y aquí estoy, no por mi propia fuerza, por que si por mi fuera seguiría siendo un niño, un niño abrazado de la seguridad de unos brazos amorosos, y con un corazón hermético que le teme a la oscuridad del mundo. Estoy aquí por la Gracia que Dios me concede, por la presión divina de sus lecciones, por el impetuoso empuje que El da a mi alma, a través de las mas duras pruebas, a través de enfrentarme a mis miedos…. y como chiquillo que apenas sabe caminar, me tambaleo por los pasillos de la casa de Dios, temeroso de caer de boca y romperme los dientes, pero allí esta una sombra, que no es sombra si no luz, que me cuida aun que le este dando la espalda al caminar, -y a la vez El ya camino por aquí y me muestra sus huellas- que esta presto a sostenerme con sus brazos cuando estoy por caer, aun cuando a veces me deje tocar el piso con dolor para aprender.

Soy como un Moisés, tartamudo, tímido, que solo quiere vivir sencillamente en Madian, y que no se considera digno de nada mas.. “soy solo un hombre” y es más, un hombre arrogante. Pero Dios me exige, me prueba, me eleva, me reta, me provoca, no para probarme de lo que soy capaz de hacer, si no para mostrarme de lo que soy capaz de amar como El quiere que ame, cuando me tomo de El, cuando lo amo y recuerdo, cuando dejo mis fuerzas para tomar las suyas.

Me ha llevado por parajes que nunca soñé, me ha enfrentado a miedos tan remotos y olvidados que parecía mas ya un conquistador de dragones de múltiples cabezas, me ha hecho madurar mas en 3 años que en toda mi vida… Solo yo se hasta donde me ha llevado, pero no todo es reto, peligro y pelea, también es sonrisas, humor y asombro, el asombro de ver como Dios tiene una finísima memoria para los detalles que tanto nos importan, el asombro que hace preguntarse ¿pero es que Dios no tiene cosas mas importantes que atender que el acordarse de esto que tanto me importaba a mi, pero para los demás es insignificante? El asombro del grandísimo sentido del humor con el que a veces me azota en la cara reprochándome que no me tome tan en serio, para pasar el siguiente minuto -cuando ya me creo payaso- a recordarme que la vida es sagrada y se debe de respetar con cierta seriedad.

Me encontré con un Padre severo cuando estoy fuerte, pero tierno cuando ya no puedo mas, irónico, retante, pero amante, humilde y dulce a la vez.. me encuentro con el rostro de Jesucristo y solo encuentro admiración, amor, respeto y a la vez miedo, miedo por que el modo de ser de El, de Dios pone en entredicho mi manera de ser hombre, por que soy tan bajo y vil ante la mirada majestuosa, sencilla y amorosa de aquel Rey que vino a habitar con nosotros, y solo digo “Jesús, ten misericordia de mi, enséñame a amar”…..

Todo esto es testimonio, todo este sitio es un repetir mi vida, es un dialogar con los miles de personas a veces anónimas, a veces conocidas que tienen el valor y el humor de leer, nada de lo que aquí es falso, ni es un barato moralismo, ni un intento fundamentalista de propagar mi propia ideología en nombre de un “dios” que no conozco… es una historia, la historia de mi vida y de los que me rodean, de los cuales también aprendo y vivo.

Es como una cena… pero no una cena rodeada de lujos, es mas bien un sentarse allá en lo despoblado del pasto, a cielo raso, en medio de una fogata… y comienzo a contar a mis nietos, a mis amigos, a mis hijos, a mi mujer, a mi familia y a todo transeúnte que pasa por allí, la historia de mi vida, que comenzaba como esa fogata que miramos, como una zarza ardiendo dentro de mi… para luego percatarme de que allí entre todos los que amo, estaba un amable rostro sonriéndome.. atento… y aun que nadie se percataba de su presencia… ahora entendía el por que ardía mi corazón, …. ese rostro era el de El escuchándome.
Carlos José Bartolomé Santos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: