¿Quien soy?

Soy un chiquillo que tiene recuerdos de Dios tan lejanos como la corta edad de 4 años.

Un buscador de la verdad, que ha pasado diferentes periodos de vida, con diferentes aspectos espirituales, desde un catolicismo aprendido de mis familiares, sin mucha complicación, hasta un creciente agnosticismo, o hasta arrianismo… para desembocar en un ferviente Católico, defensor de la Palabra de Dios, de Cristo y de su Iglesia Católica.

Todo lo que escribo, todo lo que enlazo, todo lo que se postea en este blog no son simples abstracciones o teorías, son meditaciones reales, actuantes que me hago en las circunstancias de mi vida, o son reflexiones de otras personas, desconocidas y amigos con quienes medito mediante sus propias reflexiones.

El Cristianismo no es una absurda teoría, todo esto es TESTIMONIO, es algo que vivo, siento, experimento, y claro, me llamo Cristiano Católico y no solamente “cristiano” por que a base de leer, aprender, orar y caer, he entendido que toda esa vivencia de Dios tiene otras voces que hablan el mismo lenguaje que yo, que proclaman el mismo nombre que yo, y que comprenden que el testimonio viene sellado y guiado de la mano de la autoridad apostólica de la Iglesia Católica.

Me encontré a Dios a quien sabe que lejana edad, y aun que yo no lo supiera Dios de alguna manera ya había puesto sus ojos en mi.. como los ha puesto en ti. Me estuvo persiguiendo por los vericuetos del pecado y la disolución, por los laberinticos parajes del dolor, el sufrimiento y la confusión, de la vanagloria, el mundo y la soberbia. Me persiguió con una pasión tan innombrable que ni el mas obstinado hombre podría obviar tal persecución, hasta que al final de un llanto me encontró. Sigue leyendo

Anuncios

Frase del día

El dolor no es un mal, ni el placer es un bien…

Bucefalo