Preparad…

“Preparad un camino al Señor, allanad una calzada para nuestro Dios”

…aquella voz manda preparar un camino para la Palabra de Dios, así como allanar sus obstáculos y asperezas, para que cuando venga nuestro Dios pueda caminar sin dificultad. Preparad un camino al Señor: se trata de la predicación evangélica y de la nueva consolación, con el deseo de que la salvación de Dios llegue a conocimiento de todos los hombres. // Eusebio de Cesarea


Dios viene, pero ¿nosotros estamos preparados?. En este mundo actual de la “eficacia” y el “ahora” se nos olvida que todo lo que vale la pena, todo lo mas grandioso requiere mucho tiempo para gestarse, desde la semilla debajo de la tierra que silenciosa germina, hasta el movimiento de las estrellas, la creación que sigue la destrucción de la naturaleza. Por eso la Iglesia reserva 3 domingos anteriores al 24 de diciembre, para prepararse.

¿Pero que significa prepararse? Primero es disponer el corazón en relación a Quien viene. Cuando una persona va a tener una visita distinguida en su casa, decora la misma acorde al visitante, la arregla, la limpia, la pule, prepara una comida especial y con esmero, saca sus mejores cubiertos y sus mejores modales. Cuando un novio espera en el puerto la llegada de su amor que desde hace 3 años que no la ve, se perfuma, dispone tods sus esperanzas y las recoje en un solo suspiro de su corazón y explota en un abrazo enorme, sin tiempo ni prisas. Asi debemos de prepararnos por que el que viene es DIOS -con nosotros- viene DIOS -que salva- viene Cristo… es Jesús en ese pequeño pesebre rodeado de la humildad que solo el Dueño de todo puede tener, por que solo el que lo puede todo, puede despojarse de todo sin temor y sin respetos “humanos”.

Disponer el corazón es saber Quien viene y quienes somos nosotros, ver los contrastes, quien viene es el Creador, el Salvador, el Mesías, el primer recojimiento del alma ante tal visita es el de humildad. Bañarnos y limpiarnos significa repasar todo lo que pueda ensuciar nuestro ser, todo pecado, venial y mortal, toda culpa, todo lo que este escondido, todo debemos de sacarlo y limpiarlo en la confesión, limpiando de fondo nuestra “casa”, que pronto nuestro corazón sera el pesebre donde el Mesías nacera.

Sacar los mejores cubiertos, nuestros mejores vestidos significa sacar todos esos talentos que Dios nos presta, todo lo que somos, nuestros mejores deseos, nuestros muchos o pocos intentos de mejorar, nuestros grandes o pequeños esfuerzos por ser santos, todo eso lo ofrecemos al Niño en el Pesebre, como los Magos de Oriente trajeron sus presentes.

“allanad una calzada para nuestro Dios” … Quitar los disparejo, las divisiones, las elevaciones y depresiones, desentrelazar los entrelazado, en pocas palabras permaneced Sencillos de mente, corazón y alma… unir nuestros corazónes y amores divididos, concentrarnos y centrarnos en una sola cosa, en un solo anhelo, dejar los enojos, los razonamientos vanos, los rencores, y sencillamente esperar, como los niños esperan sin preguntar si será posible.

Y por ultimo “Preparad un camino al Señor” . Es decir abrir los brazos para el que viene, como ese novio que esperaba a la novia y explotaba en un abrazo… asi RECIBIR a Dios. Parece ser algo obvio pero curiosamente es el paso mas olvidado, dejar que Dios entre en nuestras vidas, en nuestro corazón y nos sane, nos salve, nos muestre el Amor, nos enseñe a amar y nos llene con su amistad, aquella para la que fuimos hechos y sin la cual estaremos inquietos, de aventura en aventura, de pareja en pareja, de vicio en vicio, de un dia de trabajo a otro, de insatisfacción en insatisfacción, de celebraciones vacias a celebraciones… las mas importante de las preguntas es esta “¿Por que buscamos?…. y la respuesta es: Por que nacimos y fuimos creados para la amistad filial con Dios (santidad) y no descansaremos hasta encontrarla… y Dios no descanzara hasta que nos libre del pecado, que es lo que efectivamente nos impide la amistad y alianza con Dios y por ende con los demás

Asi, preparemonos, limpiemos nuestra alma, recojamos el corazón, encontremos la humildad y la sencillez y suigamos la estrella, esa es la aventura de la vida, por que debajo de esa estrella se encuentra el misterio de la encarnación, del Dios con nosotros, alli esta contenido el universo entero, y en esa risa que explota de ese niñito en brazos de Maria, se concentra nuestra busqueda y los medios de salvación para encontrarnos con El mismo…

“Señor, nos creaste para Ti, y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en Ti” – San Agustin

Carlos JBS 

LECTIO DIVINA DEL II DOMINGO DE ADVIENTO

Anuncios

Una respuesta

  1. Hola!!! muy buen blog, te puse en mis links!! Necesito un gran favor si puedes, que me expliques còmo poner imágenes en los post del blog. saludos
    Pepe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: