La Iglesia

La Iglesia somos todos nosotros los creyentes,
la Iglesia somos todos nosotros los testigos de Jesucristo,
la iglesia no solo son los obispos, los sacerdotes o el Papa.

Estas autoridades eclesiales son el resultado de una continuación
en las enseñanzas y la tradición apostolica,
ya que los apostoles fueron los encargados por Jesucristo
para proteger y predicar la Verdad.

Estas enseñanzas y esta tradición siguen conservadas en la Iglesia Católica,
pero esa Iglesia y ese Cuerpo Mistico de Cristo somos todos,
todos aquellos que dejamos todo para seguir a Jesús hasta nuestro Padre.

Cuando yo digo que creo en la Iglesia no quiere decir que creo en la Santidad de todos los miembros de la misma, por que todos somos pecadores, criminales, altaneros, soberbios, asesinos y calumniadores… cuando digo que creo en la Iglesia lo que estoy diciendo es que CREO EN DIOS, creo en sus promesas y creo que su mano y su Espiritu no nos dejan solos y apesar de que nosotros mismos nos empeñemos en hundir su obra (La Iglesia) y su plan, el mal no prevalecera sobre sus designios.

Cuando yo digo que creo en la infabilidad del Papa, no digo que crea en su perfección y Santidad humana, ni si quiera en su “persona”, lo que digo es que creo que Dios no abandona a su pueblo, no abandona la promesa a Pedro, y a pesar de posibles errores, pecados o imperfecciones humanas en los “Pastores” de la Iglesia, las Verdades Eternas son resguardadas con recelo por aquel que es la Verdad, el Camino y la Vida… y no permite que se enseñe el Error en el seno de aquel grupo de apostoles que formo y sigue formando y guiando en la forma de la Iglesia Católica.

Cuando yo digo que creo en la Iglesia, simplemente estoy diciendo que Creo en el Plan de Dios.

CJBS

Frase del día

Amar también significa respetar la opinion del otro,
y salvo que su opinion sea un error que perjudique su persona,
decirle que SI a ella, afirmando su ser y su personalidad,
es parte de quererla y de decirle con todas las fuerzas:
“Gracias a Dios por que existes TU!!”

CJBS

Frase del día

A quienes no les ha sido dado el conocer a Dios
y adorarlo, tal vez les sea permitido hacerlo en una imagen suya,
en el rostro de un ser humano amado…
— Maxence Van der Meersch

 

“Les aseguro que cuando lo hicieron con uno de éstos
mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicieron”.
Jesús

La Fé

La Fe no es algo ciego, de hecho va contrario a lo que significa realmente.
La razón tiene sus límites, pero no la capacidad del hombre de ver, creer y experimentar.

Cuando decimos que la razón tiene limites, decimos que el ser humano puede RAZONAR ciertas cuestiones hasta cierto punto, donde mas allá, no tiene elementos tangibles, que deducir, razonar o sostener.

Pero hay muchas cosas en la vida no que se pueden razonar y vivimos con ellas toda la vida, de hecho son las cuestiones mas importantes y mas propiamente humanas.

La Fe consiste precisamente en algo que NO VIENE de nosotros, si no que nos lo da alguien mas. (Alguien más)

La Filosofía fue un intento de explicar las cosas que escapaban a los razonamientos, esta disciplina fue el primer indicio de que la razón tenia limites al buscar las verdades y respuestas en sus razonamientos delimitados por lo observable, comprobable, medible.

Seguir leyendo

El Trabajo y la Familia

«Amar es querer al otro, desear y procurar su bien, compartir su querer, aspirar a formar una sola cosa con él. En un ser corporal e histórico —en el sentido descrito— el amor implica el trabajo, el esfuerzo por dominar la naturaleza y orientarla en beneficio y en servicio del amado. Es ese amor lo que, al implicarlo y provocarlo, dota al trabajo de sentido. La significación última y radical del trabajo no se capta en la mera relación hombre-naturaleza (aunque la presuponga), puesto que esa relación ha de ser situada en el interior de un haz de relaciones más hondo y radical: la relación de cada persona singular con las demás personas y con Dios. El trabajo es un momento interior al proceso de amar. El trabajo recibe su valor decisivo del amor que expresa, del que nace, del que se alimenta y al que se ordena»

Articulo completo AQUI

Santo de Hoy

Hoy celebramos al Padre Pío

“Siempre humíllense amorosamente ante Dios y ante los hombres.
Porque Dios le habla a aquellos que son verdaderamente humildes de corazón,
y los enriquece con grandes dones.” — P.Pío

Le dejo aqui su historia, biografia, anecdotas.. >>> AQUI

Y un hermoso testimonio de curación por interseción del Padre Pío AQUI (vale la pena)

REZA, ESPERA y NO TE PREOCUPES…

La Oración

Máximo, un santo griego del siglo IV, oyó un día la invitación de Pablo a orar sin cesar. Generoso como era, trató de responder marchando al desierto para practicar esa invitación. Era hombre sencillo y no conocía más que el Padre Nuestro y alguna plegaria más. Y empezó a recitar esas oraciones que conocía de memoria. Al hacer esto, sintió que le invadía una gran alegría. Se sentía feliz estando solo y dedicándose por entero a Dios, no viviendo más que para Él. Pero, poco a poco, el día fue declinando y apareció la noche. Y empezó, en plena oscuridad, a oír unos ruidos que le dejaban muy inquieto y aturdido: crujidos de ramas, animales que peleaban entre sí y que rugían…Y empezó a sentirse terriblemente solo e indefenso. Y cayó en la cuenta de que, sin la ayuda de Dios, no podría pasar la noche solo y en paz. Dejó de lado las oraciones que conocía de memoria y empezó a gritar desde el fondo de su corazón: “Señor Jesús, hijo de Dios de Vivo, ten piedad de mí”. Y así pasó toda la noche, ya que los ruidos de los animales y de la naturaleza no le dejaban dormir. Al amanecer, a la salida del sol, se dijo: Ahora voy a rezar. Pero sintió que tenía hambre. Trató de comer unas cuantas bayas (frutos carnosos con muchas semillas envueltas en pulpa) pero, al ir a cogerlas, pensó que a lo mejor escondían algunos pinchos y podrían hacerle daño. De nuevo rezó con fuerza: “Señor Jesús, socórreme. Señor Jesús, protégeme, ayúdame”.

Seguir leyendo