La Soberbia

Me doy cuenta de lo esclavizado que puede ser un hombre si se deja llevar por sus impulsos,

¿cuantas veces el orgullo puede mas que una disculpa?

¿cuantas veces puede mas la lujuria que una promesa?

¿cuantas veces puede mas el miedo que el amor?

Cuantas veces no cae un hombre en un circulo de vicio, donde cae en una pasión que el mismo odia, pero prefiere seguirse regodeando en ella por orgullo a detener esa caida en ese pozo oscuro que es la arrogancia, detenerla con el valiente y heroico acto de la humildad, de reconocer la debilidad y estupidez de uno. Irónicamente, el orgullo que evita que uno deje de herir, deje de seguirse hundiendo en ese mar de enojo, de ira, de ego herido, de prejuicio y juicio, ese orgullo no nos deja ver que al final estamos siendo controlados, manipulados, arrastrados como perros con una cadena al destino que nosotros mismo odiamos, al desamor, a la confrontación, a la soledad, a la mentira.. entonces me doy cuenta que he erguido un ídolo, entonces me doy cuenta que soy esclavo, y sufro.

CarlosJBS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: