Intimidad Noviazgo

erosa¿Por que una pareja de novios que se ama, con madurez emocional y afectiva, con planes de matrimonio no debe ni puede ejercer una sexualidad mas abierta, llegando o no llegando al coito?

Primero por que asi Dios lo dice.. y ese es el PLAN DE DIOS para nuestra sexualidad.

Pero también recién encontré otra respuesta inclusiva en la otra pero que es bueno a veces entender…. por que estimado amigo, al querer poseer, a tu novia, o demostrar su amor con un lenguaje sexual sin la bendición del matrimonio es ARROGANCIA.

Me explico.. para un católico comprometido con Dios, debe de saber y sentir que la bella mujer con la que quiere compartir su vida es un REGALO que le viene de DIOS, por que como dice la canción, tantos universos, tantos mundos, tantos espacios, tantos tiempos y coincidir…

Ante todo esa mujer la cual amas con todo el corazón, mente, cuerpo y alma, es un regalo de DIOS… el cual gracias a El tiene un espacio llamado noviazgo para CONOCER a la otra persona.. este espacio que yo llamo de “prueba” es donde se comienza a forjar las bases del AMOR,, pero ante todo las bases de un AMOR DE LA MANO DE DIOS. Por que como Creyentes sabemos que el matrimonio es un SACRAMENTO por tal este nos DEBE de llevar a la SANTIDAD o sea a DIOS.

Si no vemos el matrimonio como un CAMINAR JUNTOS hacia Dios, entonces no entendemos el sacramento.

¿y donde entra la arrogancia pues hombre? en el hecho de que tu con tus actos de querer adelantar el lenguaje sexual destinado exclusivamente para los esposos, les estas diciendo a DIOS, “Mira hombre, gracias por tan linda mujer, pero yo ya me puedo hacer cargo de ella, veras que nos amamos mucho y quiero sentirla cerca, quiero expresarle mi amor de esta manera, por que ya es mia…..”

Esa esta parte de la arrogancia…¿quien te garantiza que ella es TUYA? ¿quien te garantiza que vas a estar con ella siempre? ¿quien te asegura que te casaras con ella?

¿Q te parece que a Dios no le parezcan tus “actos” y demostraciones de amor a tu novia y decide abandonar el proyecto que tenia con ustedes? Luego terminan, luego viene los remordimientos de aquella mujer que querías amar, cuidar y proteger.. por que intimo con alguien que al final no va a ser su esposo.. luego viene el dolor.. luego viene las consecuencias del pecado.

¿La amas? Respétala.. no por que tocar a una mujer sea faltarle el respeto si no por que existen TIEMPOS para el lenguaje.

¿Crees en su amor? Espera en DIOS para que los haga una carne, y no los abandone, si no que haga que su proyecto de vida juntos fructifique.

Otra razón, es esta… el LENGUAJE. El Lenguaje sexual, intimo, es muy importante para la vida de pareja PERO NO ES EL ÚNICO. Desgraciadamente los novios que se adelantan a este lenguaje sexualizado van perdiendo ese otro lenguaje humano y personal que es el de la Castidad y el Respeto, el Cariño y la Ternura, la Continencia propia de los novios. Llenan sus mentes, sus almas y sus corazones de deseos de ESTAR CON la mujer (u hombre) que aman y luego comienza en detrimento de otro tipo de comunicación, es importante MUY IMPORTANTE ejercer un control del lenguaje y un acercamiento intimo-persona a persona en la Castidad propia del noviazgo… los abrazos sinceros, los besos tiernos, esas largas charlas, ese pudor, ese recato y continencia, ese encanto, esos detalles, ese conocerse desde la vista, mirada a mirada, persona a persona.. es TRASCENDENTAL PARA EL ÉXITO DEL MATRIMONIO.

¿Y no podemos tener los dos lenguajes? No por que el lenguaje sexual es por su propia naturaleza solo real, solo puede expresarse completamente, en el compromiso, la entrega, y la fidelidad solo tienen lugar en el Matrimonio, y solo pueden expresar el Plan de Dios en ese sacramento.

No significa que el Matrimonio sea un acto de magia donde por el sacramento todo va a salir bien, un sacramento no es un abra cadabra, si no una GRACIA de Dios, que depende del hombre acogerla, un Sacerdote no puede consagrar una hostia hasta que no recibe el sacramento de la orden, puede usar ese sacramento para profanar la eucaristía… el sacramento simplemente lo habilita para algo, depende de el abrirse a la Gracia de Dios.

El Matrimonio habilita a los novios, natural y sobrenaturalmente al amor. (Aqui algo sobre ello)

Por eso hay tantos divorcios, no solo por que se casan mal, si no por que NOVIARON MAL. En esta época el noviazgo es una ARMA que CREO usa Dios para Santificar previo al matrimonio a los próximos esposos. Antes las parejas de novios no tenían tanto tiempo ni libertades de conocerse, pero se compensaba con un sentido de la moral, responsabilidad y religioso mas alto que hoy. Hoy se nos da TODA la libertad de salir, conocer, charlar, dialogar, discutir, reconocer a nuestra novia(o) y de probar esa castidad, de desarrollar ese LENGUAJE HUMANO que presciende de las demostraciones propias de los esposos.

Aquí no toco ni si quiera el tema de estar abiertos a la vida, por que o los novios usan métodos anticonceptivos y desde ahí no realizan la Verdad de su sexualidad, o se arriesgan a un embarazo y de nuevo no realizan la Verdad del AMOR por que ponen mas alto su deseo que el bienestar de aquellas personitas que ahora serán su responsabilidad, y de por medio se malcasan.

Y no hablo de ello por que es obvio y por que cuando hablo aquí de lenguaje sexual exclusivo de los esposos no solo hablo de del coito, si no de las caricias, besos y tocamientos que incitan una preparación corporal previa al acto físico, estimulando no solo corporalmente, si no mentalmente y afectivamente la sexualidad de nuestra pareja que esta destinada a un acto HONESTO y de verdadera donación y entrega, que es lo que Dios nos preparo, a todos aquellos que deseamos que nuestra novia o novio sean el amor de nuestras vidas…. y que en ningún momento deseamos ponernos CONTRA DIOS… si no que como agradecimiento por la infinita bondad de darnos por un tiempo a aquella que amamos, y queremos proteger y cuidar… confiamos en EL en sus mandamientos y promesas, y de paso desarrollamos un lenguaje en la castidad del noviazgo.. nos conocemos como personas, nos compenetramos en el respeto y la donación alma a alma, corazón a corazón, en espera de las Promesas de hacernos una sola CARNE, entonces podremos comunicarnos MAS COMPLETAMENTE, sin excluir ese aprendizaje tan valioso como el de un noviazgo casto y ante todo un noviazgo según el Plan tierno de DIOS.

Espero le sirva a la persona que me pregunto esto.

Un ABRAZO

CJBS

About these ads

10 comentarios

  1. Aveces cuesta comprender todo esto, y no porque no sea sencillo de comprender, sino porque muchas veces nos cerramos a esta idea de la pureza, que es tan importante en nuestros corazones, en la cual podemos sentir paz, adems si nos preguntamos esto es porque Dios nos esta habalando de alguna manera, nos esta poniendo una alarma para que podamos recomenzar si ya hemos caido. Para que nuestro noviazgo se santifique y asi complementarnos verdaderamente con la pareja y no solo son la pareja sino que ahora juntos con Dios.
    Bueno escribia, por que a i me pasa algo parecido, pero con la ayuda del Señor y la virgen santisima podemos vivir un noviazgo sano en el cual podamos santificarnos.

  2. Gracias a Dios que nos ha puesto en el camino correcto y porque ha puesto las herramientas necesarias para santificarnos y llegar a El. Para mi el noviazgo es una escuela donde debemos conocer a la persona que Dios nos has puesto en el camino y que junto a ella podamos acercarnos a EL y sobre todo debemos cuidarnos de no hacernos da;o esto implica cuidar nuestro Cuerpo pues El cuerpo es Templo del Espiritu Santo.

    Todo esto lo he comprendido hasta ahora puesto que tuve una relacion de mas de 5 a;os en la cual ofendi a Dios con mis actos, me arrepiento y hoy Dios me ha regalado un Amigo, mi novio en el que he conocido el Amor que Dios me tiene y estamos luchando contra la carne, en nuestras oraciones pues se ha encendido un fuego, pero ambos hemos platicado que hasta que Dios nos una en matrimonio, es dificil pero nuestro lema ha sido Todo lo Puedo en Cristo que me fortalece. y siendo guiados por Dios y por la Virgen Maria

    AL que lea esto pido que ore por todos los noviazgos que esten comenzando a quererse de una manera que solo se puede amar en el Matrimonio pues todo es a su tiempo.

  3. Estimados amigos agradeceré me cotesten las siguientes preguntas.
    1- En que momento Dios une a un hombre y a una mujer. Favor mencionar los versículos bíblicos donde lo dice.
    2- ¿Como debe ser una ceremonia religiosa según la Biblia? Idem
    3- Hasta el concilio de Trento, la Iglesia Crisitiana, no impartía el el matrimonio. ¿Los cristianos anteriores a este Concilio estaban en pecado?
    4- Recién en el siglo XVIII existió el Registro Civil en Latinoamérica ¿Los cristianos estubieron viviendo 1800 años en concubinato?
    Soy un cristiano que necesita conocer a la luz de La Biblia, la palabra de Dios, cual es su voluntad.
    Les mando mis saludos. Alberto

    ///

    1. La pregunta 1 no se entiende. Pero en la biblia el Génesis apunta la unión carnal entre un hombre y una mujer como consumación de dicha unión.

    Versículos que hablan del matrimonio son los siguientes:

    Gen 2, 24 “Dejará el hombre a su padre y a su madre y se adherirá a su mujer, y vendrán a ser los dos una sola carne.”

    Mat 19, 4-6 “[Jesús] respondió: ¿No habéis leído que al principio el Creador los hizo varón y hembra? Dijo: “Por esto dejará el hombre al padre y a la madre y se unirá a la mujer, y serán los dos una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios unió no lo separe el hombre”.

    Quien le dió la doctrina de Sacramento fue el bienaventurado apóstol Pablo:

    Efesios 5, 22- 33 “Las casadas estén sujetas a sus maridos como al Señor, por que el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia y salvador de su cuerpo. Y como la Iglesia está sujeta a Cristo, así las mujeres a su maridos en todo. Vosotros, los maridos, amad a vuestras mujeres, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella. Para santificarla, purificándola, mediante el lavado del agua, con la palabra, a fin de presentársela así gloriosa, sinb mancha o arrugao cosa semejante, sino santa e intachable. Los maridos deben amar a sus mujeres como a su propio cuerpo. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama, y nadie aborrece jamás a su propia carne, sino que la alimenta y la abriga, como Cristo a la Iglesia, por que somos miembros de su cuerpo. “Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán dos en una carne”. Gran misterio es éste, pero yo lo aplico a Cristo y a la Iglesia. Por lo demás, ame cada uno a su mujer, y ámela como a sí mismo, y la mujer reverencie a su marido”.

    Y fue también san Pablo quien nos enseñó en que consiste el matrimonio cristiano:

    1ª Corintios 7, 3- 5 “El marido otorgue lo que es debido a la mujer, e igualmente la mujer al marido. La mujer no es dueña de su propio cuerpo: es el marido; e igualmente, el marido no es dueño de su propio cuerpo: es la mujer. No os defraudéis uno al otro, a no ser de común acuerdo por algún tiempo, para daros a la oración, y de nuevo volved a lo mismo a fin de que no os tiente Satanás de incontinencia.”

    La Iglesia lo que ha hecho en su Magisterio ha sido recordamos a cada momento lo que Dios creó y en su Encarnación confirmó.
    /
    2. Usted lo puede investigar en su biblia.
    /
    3. La Iglesia siempre ha impartido el matrimonio y siempre lo ha considerado un Sacramento, Trento lo único que realiza -como todo concilio- es RATIFICAR lo que la Iglesia ya cree y practica.

    Aqui están los datos:

    La decisión de Trento no fue la primera dada por la Iglesia. El Concilio de Florencia, en el Decreto para los Armenios, ya había declarado: “El séptimo sacramento es el matrimonio, que es una imagen de la unión de Cristo y la Iglesia, según las palabras del Apóstol: Este es un gran sacramento, pero yo hablo respecto a Cristo y la Iglesia” E Inocencio IV, en la profesión de fe prescrita para los Valdenses (18 de Diciembre de 1208), incluye el matrimonio entre los sacramentos (Denziger-Bannwart, “Enchiridion”, n. 424)….

    ….A este efecto el testimonio se ha de encontrar desde los primeros tiempos cristianos en adelante. El más claro es el de San Agustín en sus obras “De bono conjugii” y “De nuptiis et concupiscentia”. En la primera obra (cap. xxiv en P.L., XL, 394), dice, “Entre todos los pueblos y todos los hombres el bien que se garantiza por el matrimonio consiste en la descendencia y en la castidad de la fidelidad de los casados; pero, en el caso del pueblo de Dios [los cristianos], consiste además en la santidad del sacramento, por razón de la cual se prohíbe, incluso después de que ha tenido lugar la separación, casarse con otro en tanto viva el primer cónyuge…igual que los sacerdotes se ordenan para reunir una comunidad cristiana, e incluso aunque tal comunidad no se constituya, el Sacramento del Orden permanece aun así en los ordenados, o igual que el Sacramento del Señor, una vez se confiere, permanece en uno que es expulsado de su cargo por una culpa, si bien en uno así permanece hasta el juicio”. En la otra obra (I, x, en P.L., XLIV, 420), el santo Doctor dice: “Indudablemente pertenece a la esencia de este sacramento que, cuando el hombre y la mujer están unidos en matrimonio, este vínculo permanece indisoluble a lo largo de sus vidas. En tanto que ambos vivan, permanece algo agregado al matrimonio, que ni la separación mutua ni la unión con un tercero puede hacer desaparecer; en tales casos, en realidad, subsiste para la agravación de la culpabilidad de su crimen, no para reforzar la unión. Tal como el alma de un apóstata, que estuvo una vez casado de manera similar con Cristo y ahora se separa de Él, no pierde, pese a su pérdida de fe, el Sacramento de la Fe, que ha recibido en las aguas de la regeneración”. En estas palabras, San Agustín coloca el matrimonio, al que llama sacramento, en el mismo nivel del Bautismo y el Orden Sacerdotal. Así pues, como el Bautismo y el Orden Sacerdotal son sacramentos en sentido estricto y están reconocidos como tales por el santo Doctor, considera también el matrimonio de los cristianos un sacramento en el pleno y estricto sentido del término.

    Apenas menos claro es el testimonio de San Ambrosio. En su carta a Siricio (Ep. Xlii,3, en P.L., XVI, 1124), afirma: “Tampoco negamos que el matrimonio fue santificado por Cristo”; y a Vigilio escribe (Ep. Xix, 7, en P.L., XVI, 984): “Puesto que el contraer matrimonio debe ser santificado por el velo y la bendición del sacerdote, ¿cómo hablar de matrimonio cuando falta la unidad de fe?” De qué clase es esta santificación, el santo nos habla claramente en su obra “De Abraham” (I, vii, en P.L., XIV, 443): “Sabemos que Dios es la Cabeza y el Protector, que no permite que se profane el lecho matrimonial de otro; y además que el culpable de tal crimen peca contra Dios, cuya orden contraviene y cuyo vínculo de gracia pierde. Por tanto, puesto que ha pecado contra Dios, pierde ahora su participación en el sacramento celestial”. Según Ambrosio, por tanto, el matrimonio cristiano es un sacramento celestial, que liga a uno con Dios por los vínculos de la gracia hasta que estos vínculos se rompen por el pecado ulterior, esto es, es un sacramento en el sentido estricto y completo del término. El valor de este testimonio se podría debilitar sólo suponiendo que Ambrosio, al referirse a la “participación en el sacramento celestial” que declara perdido para los adúlteros, estaba realmente pensando en la Sagrada Comunión. Pero de esta última no hay en el caso presente ni la más ligera referencia; por consiguiente, debe entenderse aquí la pérdida de toda participación en la gracia del Sacramento del Matrimonio. Esta producción de gracia por medio del matrimonio, y por tanto su carácter de sacramento perfecto, se subrayó también por Inocencio I en su carta a Probo (Ep. Ix, en P.L., XX, 602). Declara inválido un segundo matrimonio durante la vida del primer cónyuge, y añade: “Apoyados por la Fe Católica, declaramos que el verdadero matrimonio es el que originariamente se funda en la gracia divina”. Ya en el Siglo II tenemos el valioso testimonio de Tertuliano. Mientras aún era católico, escribe (“Ad Uxorem”, II, vii, en P.L., I, 1299): “Si por tanto tal matrimonio complace a Dios, ¿por qué no debería ir felizmente, de forma que no sea perturbado por las aflicciones y necesidades y obstáculos y contaminaciones, puesto que disfruta de la protección de la divina gracia?”. Pero si la gracia divina y su protección son, como afirma Tertuliano, dadas con el matrimonio, tenemos en esto el momento distintivo que constituye una acción religiosa (ya conocida por otras razones como un signo de la gracia divina) un signo eficaz de gracia, esto es, un verdadero sacramento de la Nueva Alianza. Sólo con esta hipótesis podemos entender correctamente otro pasaje de la misma obra de Tertuliano (II, ix, en P.L., I, 1302): “¿Cómo podemos describir la felicidad de esos matrimonios que la Iglesia ratifica, el sacrificio refuerza, la bendición sella, los ángeles publican, el Padre Celestial contempla propicio?”

    De mayor peso, si es posible, que el testimonio de los Padres respecto al carácter sacramental del matrimonio cristiano es el de los libros litúrgicos y sacramentarios de las diferentes Iglesias, Oriental y Occidental, que registran las oraciones litúrgicas y ritos transmitidos desde los tiempos más primitivos. Estos, es cierto, difieren en muchos detalles irrelevantes, pero sus características esenciales se deben remontar a las ordenanzas apostólicas. En todos estos rituales y colecciones litúrgicas, el matrimonio, contraído ante el sacerdote durante la celebración de la Misa, se acompaña de ceremonias y oraciones similares a las usadas en relación con los demás sacramentos; de hecho, varios de estos rituales expresamente llaman al matrimonio un sacramento, y, porque es un “sacramento de vivos”, requiere contrición por el pecado y la recepción del Sacramento de la Penitencia antes de que se contraiga el matrimonio (cf. Martène, “De antiquis ecclesiae ritibus”, I, ix). Pero la antigüedad venerable, en realidad la apostolicidad, de la tradición eclesiástica relativa al matrimonio se revela aún más claramente por la circunstancia de que los rituales y los libros litúrgicos de las Iglesias y sectas orientales, incluso de las separadas de la Iglesia católica en los primeros siglos, tratan el contraer matrimonio como un sacramento, y lo rodean con ceremonias y oraciones significativas e impresionantes. Los Nestorianos, Monofisitas, Coptos, Jacobitas, etc., están todos de acuerdo en este punto (cf. J.S. Assemani, “Bibliotheca orientalis”, III, i, 356; ii, 319 y ss.; Schelstrate. “Acta oriental. Eccl.”, I, 150 y ss.; Denzinger, “Ritus orientalium”, I, 150 y ss.; II, 364 y ss.). Las numerosas oraciones que se utilizan a lo largo de la ceremonia se refieren a una gracia especial que ha de concederse a las personas recién casadas, y comentarios ocasionales muestran que esa gracia ha de considerarse como sacramental. Así, el patriarca nestoriano Timoteo II, en su obra “De septem causis sacramentorum” mencionada en Assemani (III, i, 579) trata del matrimonio entre los demás sacramentos, y enumera varias ceremonias religiosas sin las cuales el matrimonio es inválido. Evidentemente, por tanto, incluye al matrimonio entre los sacramentos, y considera la gracia resultante de él una gracia sacramental.

    4. Como ya vimos la Iglesia desde los apóstoles hasta los primeros Cristianos han celebrado el Sacramento del Matrimonio, el registro civil y las consecuencias sociales del acto matrimonial ante la ley no eliminan, ni aumentan, ni modifican el acto sacramental

    Saludos

  4. Gracias por la respuesta
    Saludos y bendiciones
    Alberto

  5. hola, tengo algunas dudas, que quisiera saber si pudieran resolverme…
    ¿Hasta donde debe perdonar el amor?
    ¿Perdonar la infidelidad es humillarse a si mismo?
    ¿Que implica amar incondicionalmente?

    gracias, Dios los bendiga….

    • Maria Sofia, se que esperas una respuesta más concreta pero tus tres preguntas tienen una sola respueta “Cristo”, el Señor nos llamo a imitar a Cristo en todo, entonces ¿hasta donde te perdonó Dios?, ¿cuanto no se humillo Dios así mismo por perdonar tus infidelidades? sabiendo que el pecado es una infidelidad a Dios) y si eres casada, mucho más que debes perdonar pues los dos son una sola persona asi que tener misericordia con el otro es tenerla contigo, ¿amar incondicionalmente? es no poner condicion para dar amor, ¿que condicion tiene Dios para amarte? -ninguna-mira nos hablan muchas veces de que pensemos en nuestra dignidad primero, pero yo pregunto: ¿quien tiene mas dignidad que nuestro Señor Jesucristo? NADIE ! y el penso en su dignidad cuando lo hirieron lo escupieron se burlaron de El… no amo solo penso en amar, en darlo todo sin esperar, tu y yo fuimos su Cruz y como trato la cruz, la abrazo la beso hasta en ella se clavó, pero por mas que le dolia nunca la dejó.
      lee 1cor 13,3. te invito que hagas estas preguntas a Dios mirando un crucifijo,

  6. hola, tengo algunas dudas, que quisiera saber si pudieran resolverme…
    ¿Hasta donde debe perdonar el amor?
    ¿Perdonar la infidelidad es humillarse a si mismo?
    ¿Que implica amar incondicionalmente?

    gracias, Dios los bendiga….

  7. 1 cor 13, 3

  8. HOLA! ojala todavia respondan… bueno quisiera decir ¿cómo una pareja de novios que ya han tenido relaciones pueden volver a la castidad? es posible?, ¿que tengo que hacer?, o ese noviazgo ya sería un caso perdido? y si esa pareja solo se puede casar hasta que el otro se gradue en mas o menos 6 años ¿cómo podrían hacer para ser fieles a Dios? ya que luego de vivir experiencias en la sexualidad es más dificil dejar de sentir cosas y más si es tanto tiempo…Se que la oración, el ayuno, el rosario, la eucaristia es muy importante para esto pero la fuerza no siempre es suficiente…y la verdad estoy cansada y triste por no ser fiel a Dios y de corazón quiero no fallarle porque es mi mejor amigo
    gracias por responderme, si no es un humano, un angelito pero porfa ayudenme!!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: